El Partido Popular advirtió que "habrá respuesta judicial" si aceptan la ley de amnistía

El Partido Popular advirtió que "habrá respuesta judicial" si aceptan la ley de amnistía

El Partido Popular advirtió que «habrá respuesta judicial» si aceptan la ley de amnistía. Foto: AFP

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, adelantó que en el caso de que se impulse una ley de amnistía «o similar» a los independentistas catalanes, «con el visto bueno del PSOE», habrá una respuesta «judicial, política y electoral».

La reacción de Núñez Feijóo llegó cinco días después de que el líder catalán Carles Puigdemont presentara una serie de condiciones desde Bruselas para que su partido Junts per Catalunya apoye la formación del próximo Gobierno español.

Entre estas condiciones se incluye una amnistía para los independentistas catalanes.

Núñez Feijóo -el candidato más votado en las elecciones del 23 de julio pasado- continúa en sus esfuerzos para formar gobierno, pero, en vistas de sus dificultades para conseguir el número de votos que le aseguren la investidura, no dudó en cargar contra el líder PSOE, Pedro Sánchez, que busca confirmar alianza para mantenerse en el poder.

El conservador Núñez Feijóo acusó a Sánchez, su rival directo, de «renunciar a sus principios y a su dignidad» por negociar con independentistas esta ley de amnistía.

Puigdemont presentó desde Bruselas, donde reside para evitar la condena a prisión que le dictó la justicia española, un pliego de condiciones que su partido reclama para apoyar con sus legisladores la formación del próximo Gobierno español, que incluyen una amnistía para los independentistas presos o acusados por sedición, como es su caso, mediante la firma de un «pacto histórico».

«Han sido reiteradas las manifestaciones de Sánchez y de sus ministros defendiendo que la amnistía no cabía en la Constitución (…). ¿Qué ha cambiado en estos dos últimos meses? Pues solo dos cosas, que Sánchez ha perdido las elecciones y que está dispuesto a cualquier cosa para volver a ser presidente del Gobierno después de perder las elecciones», señaló Núñez Feijóo en una entrevista publicada este domingo por el diario La Razón.

Si el PSOE no lograra apoyo a su investidura, el Parlamento se disolvería y serían convocadas nuevas elecciones. Foto: AFP

Ante ello, confió en los mecanismos del Estado de derecho y abogó por esperar a ver «cuál es el precio que el señor Sánchez está dispuesto a pagar» y, después, valorar «cuáles son los mecanismos ante el Tribunal Supremo para reaccionar».

«Y, por último, habrá que ver qué ocurre en el caso de que esa posible ley llegue al Tribunal Constitucional», explicó, para incidir también en el efecto de esta decisión en las elecciones europeas de 2021, así como las vascas y gallegas.

«Estoy convencido de que con los mecanismos judiciales, en los que confío, y los mecanismos éticos y electorales frenaremos ese acuerdo de impunidad para el independentismo, si llega a confirmarse», señaló.

«Después de ganar las primeras elecciones generales a las que me presento, mi obligación es preservar los valores básicos de la democracia española», aseguró.

Por encargo del rey Felipe VI, Núñez Feijóo debe cumplir la formalidad de reunirse con los representantes de los demás partidos, para buscar apoyo a su investidura, que será debatida el 26 y 27 de septiembre en el Congreso, pero aclaró que si Junts va a ir a ese encuentro con los reclamos formulados por Puigdemont, podrían «ahorrarse» la conversación «para no perder el tiempo».

Si Núñez Feijóo fracasa en su intento de formar gobierno, Sánchez tendrá dos meses para conseguir los apoyos para ser investido.

Para obtener la mayoría parlamentaria, Sánchez necesitará no solo el apoyo de Junts, sino también de otras agrupaciones como Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), el vasco EH Bildu, el partido Nacionalista Vasco y el Bloque Nacionalista Gallego (BNG).

El lder cataln Carles Puigdemont present una serie de condiciones desde Bruselas Foto AFP
El líder catalán, Carles Puigdemont, presentó una serie de condiciones desde Bruselas. Foto: AFP

Si el PSOE tampoco lograra apoyo a su investidura, el Parlamento se disolvería y serían convocadas nuevas elecciones, probablemente a mediados de enero.

Núñez Feijóo señaló que el ERC, que ahora no quiere hablar con el PP, sí quiso antes de las elecciones, «cuando hicieron llegar varios mensajes para contactar y hablar».

También aseguró que su partido «está dispuesto a hablar con los grupos parlamentarios» porque en «eso consiste la política».

Sin embargo, agregó que la «única excepción» es Bildu: «No les consideramos un interlocutor válido mientras mantengan en sus listas a personas condenadas por delitos de sangre y mientras no condenen los 900 asesinatos de ETA».

Por otro lado, el líder del PP se refirió al Partido Nacionalista Vasco (PNV) y lo instó a «decidir si quiere ser uno más de los satélites del sanchismo o quiere tener un criterio propio para la defensa de los intereses vascos».

Por último, celebró el «comportamiento de una enorme dignidad de Vox» por dejarle gobernar en solitario.

La semana pasada, Núñez Feijóo se reunió en el Parlamento con el líder del ultraderechista Vox, Santiago Abascal, encuentro de forma pero no de fondo, ya que aún con la suma de sus legisladores, el PP y Vox no podrían formar Gobierno.