El juez Norberto Oyarbide ordenó detener a la mujer de Juan José Zanola

El juez federal Norberto Oyarbide ordenó este martes la detención de Paula Aballay, la mujer de Juan José Zanola, secretario general de la Asociación Bancaria, en el marco de la causa por tráfico de medicamentos adulterados.

Aballay había sido excarcelada el pasado 15 de enero por la Sala de Feria de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal.

En la resolución, el magistrado sostuvo: “Con fecha 5 de febrero del corriente se acumuló a las presentes actuaciones la causa nro. 1322/2010 “NN s encubrimiento” en donde el Dr. Raúl Omar Pleé, con motivo de las actuaciones llevadas adelante por la Unidad de Información Financiera, denunció que “los sujetos mencionados en las operaciones consideradas como sospechosas de lavado de dinero, se encuentran formalmente imputados en la causa nro. 1787/2007…Resulta evidente que los sujetos formalmente allí imputados, son quienes participan en el circuito que recorrería el dinero que se depositaba en efectivo en las cuentas de Multipharma…y la Obra Social Bancaria Argentina, que posteriormente era debitado mediante cheques librados a nombre de Droguería San Javier…, los que finalmente eran depositados en la cuenta de Pérez Corradi para ser extraídos en efectivo. En consecuencia, es posible sostener que esta maniobra, que culmina con la extracción en efectivo del dinero de la cuenta de Pérez Corradi, tiene por finalidad realizar operaciones económicas que otorgan una apariencia de licitud a esos fondos cuyo origen sería producto de los delitos que se encuentran siendo investigados en la causa nro. 1787/2007 ya mencionada….”

“Como se puede apreciar del párrafo que antecede, y teniendo en cuenta la función desplegada por la nombrada en el Policlínico Bancario, como así también aquel que se encontraría probado en autos, en donde se el endilgó el rol de organizadora en la asociación ilícita dirigida por Juan José Zanola como presidente de la OSBA, resultan indicios suficientes para considerar la participación activa que la misma tendría en los hechos referidos, máxime si tenemos en cuenta la relación sentimental que la une con el jefe de esta asociación y el conocimiento que por ello tampoco resultaba ajeno al mismo”.