El Gobierno busca superar la interna y afirma que “no es un problema de tensión sino de fijar posiciones”

A miles de kilómetros de la Argentina, la interna del Frente de Todos tomó protagonismo dentro de la gira del presidente Alberto Fernández en Europa, aunque desde el Gobierno buscan calmar las aguas y afirman que “no es un problema de tensión sino de fijar posiciones” dentro de la coalición gobernante.

Luego de que Alberto Fernández aseguró este martes que la vicepresidenta Cristina Kirchner tiene “una mirada parcial”, que desatiende que la Argentina vivió una pandemia, dentro de la comitiva presidencial ratifican la posición de la ex mandataria respecto de que la coalición gobernante se encuentra “en medio de un debate” y desdramatizan la falta de una reunión entre los máximos dirigentes del espacio.

En ese marco, destacaron que el Presidente y la vicepresidenta dicen lo que piensan y subrayaron: “No es un problema de tensión, es un problema de fijar posiciones. El día viernes (en Chaco) Cristina no hizo una sola referencia al acuerdo con el FMI. Eso significa que es un tema terminado. Lo tomo como un gesto bueno”.

LEE: Super miércoles en Diputados: Alquileres, Consejo de la Magistratura y Boleta Única

No obstante, ratificaron que la ex mandataria realiza una lectura parcial de lo que sucede en la Argentina en materia económica, tal como indicó Alberto Fernández durante una entrevista con el diario español El País, pero consideraron que la calificación del Presidente respecto del análisis de Cristina Kirchner no es para descalificarla.

Al respecto, consideraron que a la economía hay que ponerle “sentido común”, y argumentaron: “El sentido común desaparece si querés llevar adelante un programa que use 4 puntos del PBI para sostener subsidios para pagarle (tarifas) a los ricos. El sentido común desaparece en la economía si querés convivir con 3 o 4 puntos de déficit fiscal”.

Además, explicaron que el FMI buscaba imponer una “mayor reducción del déficit por subsidios y del déficit fiscal”, pero el Ejecutivo discutió eso y planteó que era un punto a corregir “de a poco corrigiendo con sensatez”. En ese marco, sostienen que al jefe de Estado no lo “perturba” la interna oficialista, ya que “el plan de vuelo no incluye una pelea con el frente, sino que habla de debate abierto”.

LEE: Alberto Fernández confirmó desde España que buscará la reelección en 2023

En esa línea, desde el entorno de Fernández afirman que “no pasa nada con Cristina”, y le restan dramatismo a las críticas que realizó la vicepresidenta: “Cristina es igual que siempre. Parece que descubrieron una Cristina que nadie esperaba, pero Cristina es la misma de siempre”.

“La política es un juego de tensión siempre. Este es un escenario normal, absolutamente normal. Por ahí dentro de un mes dicen (desde el kirchnerismo) que estaba equivocados, que la Argentina crece”, analizaron.

Además, indicaron que el jefe de Estado tiene un gran respeto por la vicepresidenta, pero no piensan igual en todos los temas, y aseguraron que actualmente existe en el Frente de Todos una mesa para debatir decisiones, aunque el Presidente no aceptará que le impongan nada.