El Frente de Todos unifica su proyecto de alquileres y Juntos por el Cambio firmará un dictamen propio

Este miércoles, la presidenta de la comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, leerá los lineamientos de la propuesta unificada que firmará el Frente de Todos en torno a los cambios a la ley de Alquileres, la cual entró en vigencia en junio del 2020 y no arrojó los resultados esperados.

Pese a la coincidencia en ese diagnóstico, no habrá dictamen unificado, ya que Juntos por el Cambio irá a discutir a la comisión con un proyecto propio, mucho más parecido al marco normativo que había antes de la sanción de la actual ley 27.551, cuando la norma estipulaba contratos de dos años años de duración y actualización de los valores semestralmente.

En el Frente de Todos, en cambio, consideraron que de acuerdo a la mayoría de las voces que se expresaron en los plenarios de comisiones había que mantener los tres años de plazo de los contratos, según pudo saber NA de altas fuentes del oficialismo en la Cámara de Diputados. 

En realidad, fueron los disertantes pertenecientes a Inquilinos Agrupados y otras agrupaciones de locatarios -muchas de ellas habían trabajado para la aprobación de la actual ley- los que manifestaron sus inquietudes respecto a posibles cambios en la cantidad de años de los contratos, y pidieron expresamente no innovar en esa materia. y exigieron no ceder al reclamo de cámaras inmobiliarias y propietarios para ajustar los precios semestralmente.

“(En la bancada oficialista) decidieron que había que tener en cuenta lo que dijeron todos los expositores y en lo que hubo coincidencia fue en que la ley no había que derogarla y que hay que incrementar los beneficios para que se pongan más viviendas en alquiler”, con el objetivo de ampliar la oferta y de esa manera sacarle presión a la escalada de precios, explicaron a NA las fuentes consultadas del bloque del Frente de Todos

Pero además revelaron a este medio que en el dictamen que firmará el oficialismo subsanará un déficit que tiene la ley: se fijará que el aumento que determina la fórmula de actualización de los precios (que combina la variación salarial con la inflación medida por el IPC) será el tope máximo permitido.

Los integrantes de la comisión que pertenecen al Frente de Todos seguían discutiendo esta tarde si la fórmula permanecerá intocable o si se introducirán cambios, como también había debate en torno al plazo de actualización de los valores de los alquileres.

En la oposición de Juntos por el Cambio no hay dudas de que el mecanismo debe retrotraerse al ajuste semestral, ya que la dinámica inflacionaria que existe en el país -que oscila entre el 50 y el 60% en la actualidad- provoca una alta incertidumbre especialmente en los propietarios, que podrían llegar al punto de retirar los alquileres del mercado, generando un problema aún mayor. 

El otro dilema tiene que ver con la fórmula, y si bien en la oposición no había nada definido aún al respecto, comenzaba a perfilarse la idea de basar los incrementos únicamente en la variación salarial (RIPTE), sin tener en cuenta la medición de la inflación que realiza el INDEC.

Si bien en la oposición predomina la idea de realizar modificaciones a la ley, un sector minoritario liderado por Alberto Asseff (PRO) propone directamente la derogación de la norma.

Volviendo al dictamen del oficialismo, quedaría descartada la propuesta del diputado sanjuanino José Luis Gioja de aplicar un impuesto a las viviendas ociosas, una iniciativa que había asustado y puesto en alerta a las cámaras inmobiliarias y asociaciones de propietarios.

El proyecto de Gisela Marziotta, en tanto, proponía crear una Cámara Nacional de Alquileres que fije los precios, pero esta iniciativa tampoco vería la luz en el dictamen oficialista.

Se especula que la base del dictamen oficialista sería el proyecto presentado hoy por Eduardo Toniolli, que fue acompañado con las firmas de sus pares Lucas Godoy, Roberto Mirabella, Varinia Lis Marín, Carolina Gaillard, Leonardo Grosso Juan Carlos Alderete.

Esta iniciativa da precisiones sobre la serie de beneficios fiscales que recibirían los locadores que se inscriban en el régimen de monotributo, que podrían deducir del pago del impuesto sobre los bienes Personales por cada año y período fiscal en el que estuvieran registrados hasta cinco contratos de alquiler.

En el caso de los inmuebles destinados a la locación con destino exclusivo a casa habitación del locatario y su familia, “no estarán alcanzados por Bienes Personales cuando su valor determinado resulte igual o inferior al importe indicado en el artículo 24 de la Ley de Impuesto sobre Bienes Personales”.

Durante los plenarios realizados en el último mes, más de 130 expositores pasaron por la comisión y dieron sus puntos de vista en representación de las cámaras inmobiliarias, de los propietarios y de las diversas agrupaciones de inquilinos que existen a lo largo y ancho del país.

Este miércoles continuará el debate de comisión en una reunión que aún no fue convocada pero que según deslizaron fuentes oficialistas a NA podría realizarse a las 13.