El abuelo de la nena asesinada en Guillón: “Esta gente no tiene códigos”

El dolor es interminable entre la familia de la nena de 8 años brutalmente asesinada de un balazo en medio de una venganza con el sello de los narcos. Esta mañana, en el velatorio de los restos de la pequeña, su abuelo, Salvador, afirmó que quienes mataron a su nieta “no tienen códigos”, y pidió a la Justicia que encuentre a los culpables.

“Tiraron a sangre fría y me mataron a mi nieta”, sostuvo el hombre al hablar con la prensa poco antes de que comenzaran a ser velados los restos de la nena, quien fue asesinada de un balazo en la nuca. El frente de la casa donde se hallaba la pequeña fue atacado al menos con 15 disparos, uno de los cuales impactó en la cabeza de la niña y la mató.

Salvador, mientras admitió que su hijo, es decir el padre de la menor, estaba involucrado en la venta de drogas, pidió la intervención de la Justicia Federal en el caso.

“Drogas se venden en todos lados. Es una porquería que mata a nuestros hijos. A mi hijo le imponían que venda y el cayó porque no tenía trabajo, y tenía a mi nieta discapacitada. Estaba con ellos y por algo pasó lo que pasó”, explicó el hombre.

Afirmó también que los presuntos autores del ataque que terminó con el homicidio de la niña, “ayer pasaron en bicicleta por la casa en forma impune”, por lo que pidió a la Justicia “que ponga más atención en este caso”.

El asesinato de la pequeña Bárbara Soledad ocurrió en una vivienda situada en la calle Lisandro de La Torre

al 1700, de Luis Guillón, en la zona sur del Gran Buenos Aires. La niña se encontraba en el interior de la

vivienda detrás de la puerta de entrada y una brutal balacera efectuada desde un automóvil culminó con el trágico desenlace, cuando la nena recibió un balazo en la cabeza.

Además, los atacantes aguardaron a que la familia de la nena saliera de la casa para seguir disparando y luego se retiraron del lugar. El padrastro y la madre de la niña radicaron la denuncia en la comisaría Nº 2 de Esteban Echeverría y la causa fue caratulada como “homicidio”.

De acuerdo con la denuncia presentada, se presume que el padrastro vendía droga y quería salirse del negocio, indicaron fuentes policiales. Intervino la Unidad Funcional de Instrucción Nº 9 de Esteban Echeverría y hasta el momento no se encuentra ninguna persona detenida por este hecho.