Dos expedientes judiciales y el Congreso, tras los pasos de la mesa judicial antisindical

Una imagen extrada del video en el cual se negociaba armar causas contra sindicalistas
Una imagen extraída del video en el cual se negociaba “armar causas” contra sindicalistas. .

Dos expedientes judiciales y una subcomisión del Congreso de la Nación se activaron tras el hallazgo en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) de un video en el que puede verse a espías, empresarios y exfuncionarios del gobierno de María Eugenia Vidal diseñando una estrategia para lograr el encarcelamiento de dirigentes sindicales.

Se conoce el principio, pero no el final de esta historia judicial de alcances insospechados: las investigaciones se iniciaron tras el hallazgo de un video en una base de la AFI, aunque fuentes que trabajaron en “La Casa” -como se conoce exSIDE- aseguran que deberían aparecer muchos más.

El video fue presentado ante la justicia federal de La Plata por la interventora del organismo, Cristina Caamaño, acompañado de una denuncia en la que se detallaba que allí puede observarse “la organización de una estrategia para impulsar una investigación en la que se logre el enjuiciamiento de personas vinculadas a la práctica sindical”.

Lo que se ve en la grabación es la reunión que en junio de 2017 protagonizaron el exministro de Trabajo del gobierno bonaerense, Marcelo Villegas; y el intendente de La Plata, Julio Garro, junto con otros exfuncionarios de la administración de Vidal, espías y empresarios, en la sede porteña del Banco Provincia, a metros del Cabildo.

El video, según se pudo reconstruir, fue encontrado en un disco rígido en una de las bases de la AFI y no en su sede central, ubicada en la calle 25 de Mayo, a metros de la Plaza de Mayo

En ese encuentro, según consta en los registros, los participantes hablaron de provocar a los sindicalistas del gremio de la construcción de La Plata para generar una reacción por parte de ellos y entonces grabarlos -“cablear”- y luego denunciarlos por amenazas y lograr su encarcelamiento.

El video, según se pudo reconstruir, fue encontrado en un disco rígido en una de las bases de la AFI y no en su sede central, ubicada en la calle 25 de Mayo, a metros de la Plaza de Mayo.

¿Quién colocó esa cámara en el Salón de Usos Múltiples (SUM), en el séptimo piso de la sede porteña del Bapro? ¿Con qué objetivo? ¿La AFI de Mauricio Macri espiaba uno de los bunkers de Vidal? ¿Por qué había tres directivos de la AFI en aquella reunión?, son algunas de las preguntas que ya se hacen los investigadores judiciales.

“Esas cámaras fueron colocadas por equipos técnicos que habrán instalado dispositivos similares en otros lugares”, aseguró a Télam una fuente que conoce los manejos internos de la central de espías.

Esos técnicos, explicó la misma fuente, son empleados de la AFI que no ingresaron al organismo con el gobierno de Cambiemos ni se fueron cuando terminó la presidencia de Mauricio Macri por lo que, de ser citados por la Justicia, bien podrían contar quién y cómo decidió “cablear” el Banco Provincia.

El video en el que se ve a los tres espías planeando una estrategia junto con los funcionarios del gobierno de Vidal fue hallado por las actuales autoridades de la AFI

La presencia de los directivos de la AFI en la reunión tampoco llamó la atención de la fuente consultada por Télam que, además de conocer a los involucrados, aseguró que “solían participar de reuniones de ese tipo”.

Los espías que aparecen en la grabación serían, según trascendió públicamente, Juan Sebastián De Stefano (exdirector de Asuntos Jurídicos de la AFI); Dario Biorci (cuñado y exjefe de Gabinete de la exsubdirectora de la central de espías Silvia Majdalani) y Diego Dalmau Pereyra (exdirector de Contrainteligencia de ese organismo).

El video en el que se ve a los tres espías planeando una estrategia junto con los funcionarios del gobierno de Vidal fue hallado por las actuales autoridades de la AFI apenas días después de que la Cámara Federal porteña emitiera un fallo con el que descartó que durante la gestión de Cambiemos se hubiera desarrollado una asociación ilícita dedicada al espionaje ilegal.

Se trató de un fallo dictado en la causa que se inició en Lomas de Zamora y que se conoce como la causa “Súper Mario Bross”, porque ese era el nombre del grupo de Whastapp en el cual se compartía información vinculada con seguimientos a políticos, dirigentes sociales, gremiales, periodistas y hasta personas privadas de su libertad.

De acuerdo a ese fallo, rubricado por los jueces Pablo Bertuzzi y Mariano Llorens, los espías eran cuentapropistas que no respondían a una estructura estatal, sino que tenían motivaciones personales para reunir información sobre distintas personas.

Ese fallo benefició, entre otros, al “enano” De Stéfano a quien los jueces le dictaron la falta de mérito. El video, sin embargo, vuelve a colocarlo en el foco de la tormenta porque lo ubica en una reunión en la que funcionarios públicos planifican maniobras de espionaje ilegal.

De acuerdo al fallo, rubricado por los jueces Pablo Bertuzzi y Mariano Llorens, los espías eran cuentapropistas que no respondían a una estructura estatal

A Dalmau Pereyra, en tanto, no le fue revocado el procesamiento.

Quienes tomaron nota de la presencia de estos dos espías en aquella reunión en la que se habló del deseo de crear una “Gestapo” antisindical, fueron los abogados Graciana Peñafort y Alejandro Rúa, víctimas de espionaje ilegal.

Ambos solicitaron al juez Marcelo Martínez de Giorgi que le pidiera a su colega de La Plata, Ernesto Krpelak, acceder a la prueba que tiene en su expediente.

También movió rápido el Congreso: la Comisión Bicameral de control de los organismos de inteligencia, encabezada por el diputado Leopoldo Moreau, formó una subcomisión para que investigue el tema.

Esa subcomisión, integrada por los diputados oficialistas Rodolfo Tailhade, Eduardo Valdés y el radical Miguel Bazze dispuso citar a los agentes de la AFI que revestían en el área de operaciones tecnológicas y pudieron haber participado de la colocación de las cámaras o de su manipulación.

Además, decidieron convocar a los empresarios que participaron de la reunión, luego a los exfuncionarios públicos y al intendente de la Plata y finalmente a los espías; mientras que en el camino planean convocar a la exgobernadora Vidal, que todavía no se refirió públicamente al Gestapogate.