Di Tullio apuntó contra Guzmán: “Tiene que darle pelota a Cristina”

Cuando las aguas tendían a calmarse en el oficialismo, después de una semana de máxima tensión, el ministro de economía Martín Guzmán y el ministro de desarrollo productivo Matías Kulfas defendieron ayer sus políticas apuntando directo contra Cristina Kirchner. Por lo que hoy, Juliana Di Tullio redobló la apuesta contra los funcionarios albertistas, principalmente contra Guzmán: “Cuando escucho que algunos dicen que Cristina es una de las más importantes líderes mundiales y una dirigente con una gran inteligencia y experiencia me pregunto, ¿por qué no le dan pelota?, denle pelota”.

La legisladora, que es una de las espadas políticas más fuertes de la vicepresidenta, aseguró que “el Gobierno está conformado por una coalición que tiene distintas miradas y experiencias” y aprovechó para apuntarle a Kulfas, que ayer habló sobre “las ansiedades de los compañeros”: “Nosotros estamos ansiosos por resolver el problema de los argentinos. Si al ministro no le pasa -lo mismo- es un problema. Él debería ser el más ansioso”

LEER MÁS: Fernández en Madrid: “La de Cristina es una mirada parcial, que desatiende que vivimos una pandemia”

Además, Di Tullio se acordó del expresidente Mauricio Macri: “Las familias están sobreendeudadas desde la época de Macri. Eso tiene que tener alguna solución por parte del poder legislativo para poder traer algún aliciente a esta situación compleja. Es lo que espera la gente de nosotros”, disparó en declaraciones radiales.

Ayer, la Casa Rosado inauguró una nueva estrategia de comunicación con Guzmán y Kulfas, que salieron a responder los cuestionamientos del kirchnerismo en materia económica y productiva. Kulfas replicó sobre los dichos de Cristina Kirchner que hicieron hincapié en diferencias sobre cómo manejar el área de Comercio Interior y Exterior, además de mencionar el libro de su autoría “Los tres kirchnerismos. Una historia de la economía argentina 2003-2015”. 

En el libro, el funcionario realizó una evaluación de las gestiones económicas durante las gestiones de Néstor y Cristina Kirchner y, al respecto, señaló que “de ninguna manera debe ser leído en contra de nadie”. “Mi libro marca dos o tres cosas a revisar porque son talones de Aquiles: la energía y la política productiva. Son dos temas a los cuales me aboqué muchísimo, pero no para criticar a nadie. Hay una idea como que la crítica es en contra de alguien”, aclaró. 

Las declaraciones de Kulfas y Guzmán ratifican que el Presidente seguirá buscando mantenerlos en sus cargos, al igual que al ministro de Trabajo, Claudio Moroni, otro miembro del elenco albertista apuntado por el kirchnerismo duro.

LEER MÁS: Inflación, FMI y la guerra en Ucrania: los temas de la reunión de Alberto Fernández con Pedro Sánchez en Madrid

En tanto, Guzmán reconoció que lo “golpean por todos lados” en medio de la interna oficialista, y salió a contestar cuestionando la segunda presidencia de Cristina Kirchner, al señalar que en esos años “hubo problemas de consistencia macroeconómica”, y agregó: Ningún país del mundo se puede encauzar un sendero de inclusión social con subsidios de 4 puntos del PBI”, planteó el funcionario.

Y en sus dichos más directos hacia el kirchnerismo, Guzmán se preguntó: “¿En qué país del mundo funciona que haya déficits persistentes financiados por una moneda que la gente, por la inflación, empieza a dejar de querer? No hay evidencia, ni ninguna articulación teórica que diga que eso funciona”.

Tanto Guzmán como Kulfas se quedarán estos días en el país, dedicados a la gestión, y no acompañarán a Fernández en su gira europea, en el momento más álgido de la discusión interna en el Frente de Todos.