D´Elía apeló el procesamiento por la trompada que le dio a un ruralista

En un contraataque judicial, el dirigente piquetero Luis D´Elía apeló el procesamiento en su contra por propinarle una trompada a un manifestante que marchaba contra las retenciones al sector agropecuario, e incluso solicitó investigar por presunto “falso testimonio agravado” al ruralista que lo denunció.

Fuentes judiciales informaron que la defensa de D´Elía, además de solicitar el sobreseimiento de su cliente, pidió que la Justicia investigue al ruralista de Gualeguaychú Alejandro Gahan por presunto “falso testimonio”.

Es que la defensa recordó en un escrito, presentado ante la Cámara Nacional de Casación Penal, que Gahan se desdijo en su testimonio: primero denunció que tras el golpe de D´Elía otros manifestantes también lo agredieron con puñetazos, y más tarde dijo que el único agresor había sido el líder piquetero.

Así, el abogado defensor Adrián Albor considera que Gahan incurrió en afirmaciones contradictorias, ante lo cual pidió que se lo investigue.

El pedido de la defensa fue contemplado en el recurso por el cual solicitó a Casación que revoque el procesamiento confirmado a principio de mes por la Sala V de la Cámara del Crimen porteña. Además, la defensa alegó que D´Elía no tomó parte en una riña, y que actuó en “legítima defensa”.

El episodio tuvo lugar en marzo de 2008, durante una marcha de  ruralistas en la zona del Obelisco, en repudio de la resolución 125 que imponía retenciones al sector agropecuario.

En simultáneo había una “contramarcha” en apoyo a la medida oficial, y en esa circunstancia D`Elía se dirigía a Plaza de Mayo, cuando a la altura del Obelisco se cruzó con Gahan.

Luego de que el ruralista lo insultara, D´Elía se dio vuelta y le propinó una trompada a Gahan, lo que fue registrado por las cámaras de televisión.

En agosto pasado, el juez en lo correccional Luis Schelgel procesó a D´Elía, y a principios de este mes, los camaristas María Laura Garrigós de Rébori y Mirta López González, confirmaron esa medida por el delito de lesiones en riña, el cual prevé una pena de hasta cuatro meses de prisión.