Confirman el rechazo a Luis Juez para ingresar al Consejo de la Magistratura

La Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal confirmó hoy el fallo de primera instancia que desestimó el pedido del senador nacional del PRO Luis Juez para ser designado en el Consejo de la Magistratura de la Nación.

Lo hizo la Sala V que ratificó lo resuelto por el juez Pablo Cayssials, quien rechazó el pedido de Juez luego que la Vicepresidenta de la Nación designara en su lugar al oficialista Martín Doñate en el Consejo de la Magistratura de la Nación.

Mientras que así lo resolvieron los camaristas Guillermo Treacy Jorge Alemany y Pablo Gallegos Fedriani, hay un planteo de per saltum presentado ante la Corte Suprema de Justicia por el propio juez.

“Lo relacionado con el momento, y consistencia de las afinidades políticas necesarias y suficientes para conformar un nuevo bloque, constituyen cuestiones inherentes al funcionamiento interno de la Cámara, y responden a las reglas de la lógica política, puesto que de la propia dinámica parlamentaria resulta que los bloques conformados por los representantes elegidos por el voto popular se forman, se modifican, mutan, se transforman y se transfiguran; se integran y se desintegran; forman coaliciones entre ellos, de un modo temporal o permanente”, según los jueces.

LEER MÁS: Cristina Kirchner y sus hijos pidieron que se confirmen los sobreseimientos en Los Sauces y Hotesur

Además, señalaron que “la representación parlamentaria puede asumir válidamente cualquiera de esas modalidades, con el debido respeto de las reglas preestablecidas por el propio cuerpo, a los derechos y prerrogativas inherentes a la calidad de legislador, y a la participación de las minorías”.

La queja de Juez es porque él debía ser designado en representación de la segunda minoría pero la presidenta del Senado partió su bloque del Frente de Todos y así habilitó que sea designado un senador oficialista. 

La polémica se desató cuando la Corte Suprema de Justicia dispuso el regreso de la vieja ley luego de vencer el plazo de 120 días que tenía el Congreso para sancionar una nueva ley. De esta manera, la composición pasó de 13 a 20 miembros y la titularidad del Cuerpo a manos del presidente de la Corte Suprema de Justicia, en el caso Horacio Rosatti.