Bariloche a la Carta: arrancó la mayor Feria gastronómica de la Patagonia

Foto: Eugenia Neme

La cultura culinaria barilochense inició este viernes su gran fiesta anual con la inauguración de la Feria de Bariloche a la Carta (BALC), un encuentro con abundantes ofertas gastronómicas locales y regionales en el que chefs, emprendedores y productores ofrecerán durante tres días, en el Centro Cívico de la ciudad rionegrina, sus productos a las más de 25.000 personas que los organizadores esperan recibir.

En un predio de 6.000 metros cuadrados, más de 140 expositores -entre ellos los principales restaurantes de la ciudad, así como las cervecerías locales y los productores de chocolates- ofrecerán hasta el próximo domingo sus platos gourmet, sidras, vinos, dulces, quesos, fiambres y demás productos regionales en una experiencia culinaria enmarcada en el característico paisaje.

Foto Eugenia Neme
Foto: Eugenia Neme

Foto Eugenia Neme
Foto: Eugenia Neme

Se trata de la fase final del BALC, el encuentro que comenzó el 23 de octubre y que durante una semana reúne a los cocineros locales y a varios de los principales chefs del país para dar a conocer, entre clases magistrales, degustaciones y cenas en un circuito de más de 70 establecimientos, los sabores típicos de la región.

El BALC “es una de las grandes plataformas de promoción de nuestro destino a través de uno de sus diferenciales más importantes, que es la gastronomía», destacó en diálogo con Télam Lucio Bellora, productor y organizador principal del evento, que transita su décima edición.

“Hoy Bariloche a la Carta es uno de los eventos gastronómicos más importantes de Argentina, y cada vez propone más y más profundamente”, continuó, “orgulloso de poder tener un evento por el que pasan 50 mil personas, algo que en la Patagonia es absolutamente disruptivo”.

Bellora acotó que el encuentro sirve también para “acortar las grandes distancias que tiene nuestra Patagonia, para encontrarse en un punto y lograr que Bariloche funcione como una vidriera de todo lo que tiene la región, para mostrar todo esto que es realmente muy interesante”.

Foto Eugenia Neme
Foto: Eugenia Neme

La organización estima que este año, en el que la Feria durará un día menos de los cuatro que suele permanecer, pasarán “entre 25 mil y 28 mil personas” por los puestos de comida y bebida.

El predio que ocupa el frente y la zona posterior del icónico edificio que identifica a Bariloche está dividido en siete: el de los foodtrucks, el gastronómico, el de los productores, el patio, el espacio de la sidrería, el mercado, y Punto Río Negro.

La entrada es por turnos (de 12 a 16.30; de 16.30 a 21hs y de 21 a 00hs), tiene un valor de 800 pesos y se consiguen a través de la web oficial del BALC.

“Es la primera vez que estamos en cinco años y está buenísimo. Es una gran experiencia para nosotros como cocineros y para ellos como empresa representar en el BALC, siempre con buenas propuestas y con cosas bien de Bariloche”, expresó a Télam Martín, del foodtruck de Belek, una cervecería que se destaca por sus reconocidas hamburguesas de cordero y de ciervo.

En el mismo sentido se manifestó Francisco, del restorán de comida india Babás: “Está buenísimo este festival, del que somos parte -no trabajando sino como clientes- desde hace años. Es súper interesante poder reunir tantas propuestas gastronómicas en un solo lugar.

Foto Eugenia Neme
Foto: Eugenia Neme

“Para nosotros hay dos realidades: venir y hacer lo más rentable posible el evento, pero también es una gran exposición para la marca. Nosotros abrimos nuestro restorán hace dos meses y medio acá en el centro y nos sirve mucho para promocionarlo”, siguió.

Propuestas como las de ellos se destacan a cada paso en esta Feria, que tuvo su inauguración con un corte de cinta del que participaron funcionarios provinciales, municipales y representantes del sector turístico y gastronómico.

Tras las palabras iniciales del presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Bariloche, Martín Lago; y del ministro de ministro de Producción y Agroindustria de Río Negro, Carlos Banacloy, tomó la palabra el intendente electo Walter Cortés, cuya gestión comenzará en diciembre próximo.

Foto Eugenia Neme
Foto: Eugenia Neme

Foto Eugenia Neme
Foto: Eugenia Neme

Desde el escenario, Cortés pidió a los empresarios gastronómicos “abrir el espacio, este espacio que es fundamental para todos”, a más “trabajadores de Bariloche, que tienen que tener prioridad en el trabajo” sobre la gente de afuera dado que “tenemos nuestra propia mano de obra”.

También valoró que este evento “a nosotros nos llena de orgullo. Y por qué no, también entender que el gobierno actual le ha puesto énfasis a todas estas cosas, lo cual es importante. Tan importante que pasa las barreras de las cuestiones políticas que tenemos a veces quienes conducimos una u otra cuestión. Creo que es fundamental abrazarnos en las cosas que son positivas para nosotros”.

Luego fue el turno del intendente, Gustavo Genusso, quien valoró el crecimiento del BALC desde una feria gastronómica local hacia un gran evento “que incorporó a la provincia y fe trayendo más productos de Río Negro”.

Foto Eugenia Neme
Foto: Eugenia Neme

Foto Eugenia Neme
Foto: Eugenia Neme

“Bariloche a la Carta ha sido transformador de realidades, no sólo para los emprendedores y para los productores y para los empresarios, sino para los trabajadores que se han tenido que especializar, que han tenido que formarse, que han tenido que capacitarse”, sostuvo el intendente.

Y definió al encuentro culinario como un evento “totalmente significativo, una locomotora que ha traccionado distintas cuestiones”.

Foto Eugenia Neme
Foto: Eugenia Neme

Foto: Eugenia Neme