Balearon a un arquitecto para robarle la camioneta que había comprado horas antes

Estaba feliz porque a la mañana había comprado su nueva camioneta, una Toyota Hilux 4×4. Y anoche, apenas unas horas después, cuando estaba por entrar el vehículo al garaje de su casa, en Bernal, dos ladrones lo asaltaron y se la llevaron. Pero no sólo eso: lo balearon y ahora está internado en terapia intensiva, con graves lesiones en un riñón.

La víctima de este nuevo episodio de inseguridad es un arquitecto de 56 años, casado y padre de tres hijos. Después de balearlo, los ladrones lo dejaron tirado en la calle y huyeron llevándose su camioneta.

Fue auxiliado por familiares y vecinos de la cuadra, quienes llamaron a la Policía y a una ambulancia. Pero como la ambulancia no llegaba (los vecinos denunciaron que arribó a los 45 minutos) los bomberos del barrio lo llevaron hasta el hospital.

La víctima fue identificada por la Policía como el arquitecto Rodolfo Arzamendia, quien en el momento del ataque regresaba a su casa a bordo de la camioneta. Todo sucedió, de acuerdo con lo señalado por fuentes policiales, alrededor de las 21.30 de ayer, frente a una vivienda ubicada en las calles 9 de Julio y Comodoro Rivadavia, en el partido de Quilmes.

Los delincuentes que lo interceptaron se movilizaban en un Ford Ka color negro, según señalaron los testigos del episodio. Uno de los ladrones, en el momento del asalto, le disparó al arquitecto un balazo que le ingresó por la espalda y le afectó seriamente un riñón.

Con el hombre caído sobre la vereda, uno de los asaltantes se subió rápidamente a la camioneta y arrancó, para escapar del lugar seguido por el otro delincuente, a bordo del Ford Ka.