Arias declaró en la comisaría de Vicente López tras los gestos a los hinchas de Platense

El arquero de Racing Gabriel Arias tuvo que declarar en la comisaría de Vicente López por una falta contravencional luego de realizarle gestos obscenos a los hinchas de Platense tras el triunfo del conjunto de Avellaneda por 1 a 0.

Arias, que fue expulsado por su descontrolada reacción, concurrió a la comisaría y ratificó que fue víctima de insultos xenófobos por parte de los simpatizantes del “Calamar”, por lo que la institución podría recibir una sanción en su estadio.

Apenas el árbitro Facundo Tello pitó el final del encuentro, el arquero de la “Academia” se dio vuelta para mirar a la tribuna que estaba detrás de su arco, con los hinchas locales, y les hizo un gesto obsceno con las manos que desató la locura pese a que intentó ser frenado por sus compañeros e integrantes del cuerpo técnico para que se calmara.

“Es muy difícil creer en esta sociedad que se tomen el trabajo de buscar los nombres de los familiares de un jugador y te insulten casi 100 minutos. Se pasan los límites, no me lo banqué, exploté contra esas cuatro personas. No es nada contra la gente de Platense, les pido disculpas. Es para esas personas que insultaron constantemente a mi familia”, explicó Arias después del partido.

Y añadió: “Estamos en una sociedad que busca lastimar, cosa que no están bien. Disculpas a mis compañeros y la gente de Platense. No fue correcto, me hago cargo. Pero los jugadores que se agarraron conmigo no saben lo que me tocó pasar, llegó un momento que no lo aguanté. Fueron cosas muy hirientes, me quisieron lastimar y no está bueno”.

El entrenador Fernando Gago, por su parte, señaló al respecto: “No debe reaccionar así, hablé corto con él en el vestuario. Es una equivocación que tuvo, las emociones no deben ser así. Esto no puede suceder. Hay situaciones que sobrepasan y Gaby se equivocó”.

Leé también: Racing, sin brillar, venció a Platense y sigue prendido en la lucha del campeonato