A 120 años del “gesto altruista” que impulsó la creación de los parques nacionales

La isla Centinela, tumba del perito Moreno. / Foto: Eugenia Neme.

Francisco Pascasio Moreno, el perito que el 6 de noviembre de 1903 donó al Estado nacional 7.500 hectáreas de bosques nativos para establecer un área natural protegida, fue homenajeado este lunes en el extremo oeste de la provincia de Río Negro, por una nutrida delegación de autoridades públicas, trabajadores, militares y representantes del sector privado, a 120 años de ese acto altruista que impulsó la creación del primer parque nacional de Latinoamérica.

La ceremonia sirvió de preludio para un acto con un fuerte contenido en defensa de lo público, en el que la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras; el presidente de la Administración de Parques Nacionales (APN), Federico Granato; y el intendente del Parque Nacional Nahuel Huapi, Horacio Paradela, destacarían la importancia de la decisión de Moreno «en el proceso de expansión y consolidación del Estado Nacional».

En un marco de naturaleza imponente al que se accede por vía lacustre, el homenaje tuvo lugar en la Isla Centinela -un pequeño maciso de tierra coronado de coihues y cipreses a los pies del cerro Millaqueo, en el brazo Blest del lago Nahuel Huapi-, donde descansan desde 1944 los restos del hombre que en la zona es considerado un prócer, tanto por su papel en la creación del Parque Nacional Nahuel Huapi como por su rol en la delimitación de las frontera nacional con Chile.

Un guardaparques con 50 aos de servicio luce su uniforme original Foto Eugenia Neme
Un guardaparques con 50 años de servicio luce su uniforme original. / Foto: Eugenia Neme.

Allí, una delegación de siete guardaparques desembarcó para colocar una ofrenda floral sobre la tumba del perito y formarse junto a la bandera argentina, cuyo territorio actual en esta región debe mucho al trabajo de Moreno.

Tres bocinazos y un posterior minuto de silencio fueron interrumpidos por el clarín de un músico de la Escuela Militar de Montaña, quien ejecutó una solemne melodía desde un catamarán que navegó en paralelo al de la delegación oficial.

La navegación continuó hasta llegar a Puerto Blest, por el brazo más occidental y más profundo (467 metros) del lago, un curso de agua encerrado por picos rocosos que, de a ratos, se esconden por la bruma, que parece surgir de los árboles; los mismos paisajes que deslumbraron a Moreno y lo motivaron a donar las tierras, según se desprende de una nota enviada por el perito al entonces ministro de Agricultura, Wenceslao Escalante.

Puerto Blest el punto ms occidental del Nahuel Huapi Foto Eugenia Neme
Puerto Blest, el punto más occidental del Nahuel Huapi. / Foto: Eugenia Neme.

Nosotros reivindicamos el rol del Estado, en particular en estas zonas de frontera, por la cuestión de la soberanía. Por supuesto, en el marco del cambio climático, ver que hubo personas hace más de 100 años con visión de país, que lograron conformar una idea de preservación ambiental, de defensa de la soberanía, nos muestra que necesitamos refundar esa visión de país hacia adelante también”, afirmó en diálogo con Télam la gobernadora Carreras.

“Y es con un Estado presente y con un Estado fuerte. La verdad es que no concebimos la posibilidad de recorrer estas regiones con estas características si no hubiera habido una visión desde hace 120 años de cuidarlas y preservarlas. Por lo tanto, defendemos ese rol”, aseveró.

Foto Eugenia Neme
Foto: Eugenia Neme.

En el acto oficial, la mandataria provincial, así como cada una de las autoridades que tomó la palabra, se solidarizó y aludió a “la gravedad del momento que están atravesando” los cuatro trabajadores y trabajadoras del parque imputados por homicidio agravado en la llamada tragedia de Lolen, ocurrida en 2016, cuando dos niños murieron por la caída de un árbol en el Parque Nacional Lanín.

Al hacer uso de la palabra, Granato destacó que el Perito Moreno “haya tenido esa mirada sobre tantos aspectos que por ahí hoy en día se siguen discutiendo”, en referencia a sus ideas de “consolidar la soberanía nacional”, con “esa conciencia de lo que implica cuidar la biodiversidad pero también con una mirada del desarrollo nacional”.

Moreno “logró integrar todo eso en ese gesto altruista y en ese gesto histórico que fue la donación de esta zona para que sea declarado como un parque nacional, un parque público natural. Creo que habla de una persona fuera de serie, de una persona, de un argentino que tuvo un enorme compromiso, una enorme vocación y un enorme sentido de patria”, destacó el presidente de la APN.

Horacio Paradela intendente del PNNH frente a la Cascada Blanca Foto Eugenia Neme
Horacio Paradela, intendente del PNNH, frente a la Cascada Blanca. / Foto: Eugenia Neme.

A su turno, Paradela valoró “esa intención en 1903 de una figura histórica de nuestro país, como lo fue Francisco Moreno, de que los parques nacionales fuesen parte de ese proceso de expansión y consolidación del Estado Nacional Argentino”.

“Debemos ser críticos y reflexivos de ese momento histórico en el que nuestra sociedad no reconocía la diversidad cultural existente e imponía por la fuerza un modelo político y económico”, continuó el intendente del parque nacional, que evaluó “importante divulgar los proyectos e ideas de Moreno sobre el desarrollo patagónico en relación a la distribución de la tierra” y acciones como la “creación de museos, escuelas patrias, los primeros comedores escolares y proyectos como las escuelas nocturnas de adultos, la creación del Servicio Científico Nacional o su promoción de la exploración del petróleo en Radatili”, entre otros puntos.

“Jugar con la historia no tiene que ver con un mero pasatiempo, sino con reflexionar sobre todo este camino recorrido para también pensar a dónde queremos ir”, advirtió Paradela, y continuó: “Y dónde no, atendiendo las perspectivas políticas que ponen seriamente en riesgo la idea de Estado que intenta regular lo público y lo común”.

Fuerte solidaridad con los guardaparques imputados por la caída de un árbol que mató dos niños

Las autoridades nacionales y provinciales que presidieron el acto se solidarizaron con los guardaparques imputados por homicidio agravado en la llamada tragedia de Lolen -ocurrida en 2016, cuando dos niños murieron por la caída de un árbol en el Parque Nacional Lanín- y advirtieron sobre las “implicancias gravísimas” del caso.

“Quiero señalar la gravedad del momento que están atravesando cuatro trabajadores y trabajadoras del parque. Quiero no sólo expresar nuestra solidaridad con los trabajadores y trabajadoras, sino señalar las implicancias gravísimas que tiene para nuestra región” el caso, manifestó la gobernadora de Río Negro.

“Es muy grave que hoy estemos discutiendo la responsabilidad ante un hecho doloroso como es la pérdida de vidas humanas, pero con una causa y un origen natural y un origen fortuito. Nos puede pasar a cualquiera”, sostuvo Carreras, y afirmó que disfrutar de los paisajes naturales no intervenidos por el hombre “implica riesgos que cada uno de quienes transitamos los asumimos como riesgos naturales del vivir y del vivir en la naturaleza”.

La mandataria provincial hizo referencia así a la causa que tramita el Tribunal Oral Federal de Neuquén, integrado por los jueces María Paula Marisi, Pablo Lacava y Alejandro Cabral, en la que están siendo juzgados los guardaparques Matías Iván Encina, Diego Luis Lucca, Juan Ignacio Jones y María Mercedes Hileman.

En la tarde del 1 de enero de 2016, durante un día con fuertes ráfagas de viento, un roble pellín de unos 40 metros de altura ubicado dentro del camping Lolen -en el Parque Nacional Lanín, en San Martín de los Andes- se desplomó y mató a dos niños de 3 y 7 años, y lesionó de gravedad a su abuela y al padre.

A los imputados, que conocerán el veredicto este martes, se los acusa de haber actuado de manera negligente al no advertir los riesgos que representaba el árbol, que estaba con sus raíces al descubierto.

La semana pasada el fiscal federal Miguel Palazzani pidió tres años de prisión y cinco de inhabilitación para todos ellos.

Por su parte el intendente del Parque Nacional Nahuel Huapi consideró que sus colegas transitan una “profunda injusticia”.

“Diremos hasta el hartazgo que en las áreas protegidas los fenómenos naturales no son todos predecibles y manejables, como supone algún fiscal. De mi parte, como seguro dirán el resto de las autoridades, considero de una profunda injusticia lo que transitan cuatro trabajadores de la APN”, señaló Paradela.

“Entiendo el dolor de las familias por esta tragedia, pero tal fatalidad, producto de un fenómeno natural inherente a las condiciones de un área, no puede recaer en quienes sostienen día a día la conservación de las áreas protegidas”, afirmó.

En tanto, el presidente de la Administración de Parques Nacionales lamentó “profundamente” la tragedia sucedida en 2016 y señaló que “nadie puede comprender si quiera el dolor que vive esa familia”.

Sin embargo, “lo que no podemos es tapar esa tragedia con una injusticia. Entonces, mañana sin duda va a ser un día trascendental, que esperemos que la justicia haya entendido en estos cuatro días de audiencia que no hay responsabilidad de los trabajadores”, remarcó Granato.