Ferrario presentó propuestas para promover la participación de los porteños en los proyectos

El legislador del Pro dentro del bloque de Vamos por Más de la Legislatura porteña, Emmanuel Ferrario, presentó tres proyectos de ley que tienen por objetivo implementar mecanismos para asegurar que la opinión de los vecinos sea considerada en la toma de decisiones públicas y restaurar la confianza en las instituciones.

El primer proyecto se basa en la creación de Asambleas Ciudadanas, que son espacios de participación donde los vecinos se reúnen para discutir planes, políticas públicas y proyectos de ley relacionados con el desarrollo local y otros temas de interés. Asimismo, en otros países suelen ser empleadas en contextos de tensión y división política.

Se trata de un formato novedoso que consiste en reuniones de ciudadanos elegidos aleatoriamente, representativos de cada barrio, edad, ingresos y experiencias, que son llamados a discutir un tema y ofrecer una recomendación a la Legislatura de la Ciudad.

Para asegurar un nivel equitativo de información para todos los participantes, se organiza una primera etapa de presentación del tema junto a expertos. Le sigue el debate en general, donde cada persona ofrece su visión y, finalmente, un espacio de definición de las recomendaciones. Este formato persigue una lógica que permite destrabar debates sobre asuntos determinantes para la ciudadanía.

El segundo proyecto establece la reforma de las Iniciativas Populares: un formato de democracia directa, a través del cual las personas pueden presentar proyectos de ley ante la Legislatura sin tener un cargo en Diputados, y sin que un legislador deba “hacer propio” su proyecto.

Por medio de este proyecto, Ferrario busca introducir una serie de modificaciones a la Ley de Procedimiento de Iniciativa Popular, con el fin de incorporar herramientas tecnológicas y de recoger la experiencia reciente de la Ciudad en la tramitación de las mismas.

El procedimiento de Iniciativa Popular consta de tres instancias principales: la presentación del proyecto, la recolección de firmas y la verificación de las mismas. Una vez concluidas estas etapas, la iniciativa queda formalmente ingresada como un proyecto de ley y el recinto deberá tratarlas en el transcurso de un año.

Con la modificación que presenta el proyecto de ley, se introducen modificaciones en cada etapa para que la Iniciativa Popular sea una herramienta más accesible para los porteños.

Por último, el tercer proyecto de ley presentado por Ferrario establece una ley marco para las iniciativas de Gobierno Abierto en la Ciudad. La propuesta define las responsabilidades y obligaciones de todos sus integrantes, institucionalizando iniciativas más allá del gobierno de turno y promoviendo la rendición de cuentas en todos los niveles.

En este contexto, se reconoce la importancia de establecer un marco normativo claro y respaldado en datos para que Gobierno Abierto permita sentar las bases para un Estado Abierto.

“Es determinante introducir normativas que amplíen lo plasmado en las leyes existentes sobre acceso a la información pública, transparencia y divulgación de datos, así como la participación y cooperación civil en los asuntos públicos”, expresó Ferrario tras la presentación de los proyectos de ley.

Al respecto, añadió: “El objetivo es uno sólo: cerrar la brecha entre la gente y la política dándole más poder a la primera y exigiéndole más rendición de cuentas a la segunda”.