Echan a funcionarios y anulan una medida que prohibía calificar con menos de 4 en Entre Ríos

El gobierno entrerriano decidió anular una medida que prohibía calificar con menos de 4 en escuelas secundarias de la provincia y removió a los funcionarios del Consejo General de Educación (CGE) que habían impulsado la medida, que generó polémica.

“Como docente al frente del aula que he sido durante 14 años, no comparto en absoluto la medida y nadie me hizo conocer antes de publicarla”, sostuvo el mandatario provincial, Gustavo Bordet, al anunciar la resolución.

La normativa dispuesta por el CGE establecía la modificación del sistema de evaluación, calificación, acreditación y promoción para alumnos de educación secundaria y sus modalidades, e impedía calificar con menos de 4 en el primer trimestre para “garantizar los derechos de los que estudian”.

LEER MÁS: Finocchiaro presentó un proyecto de ley que garantiza la escolaridad incluso en los paros docentes

“Le he dado expresas instrucciones al presidente del CGE para que anule esta medida y remueva a los funcionarios responsables de haberla implementado”, agregó el funcionario.

“Entendemos que hay que ir hacia una calidad de excelencia que no se logra con este tipo de medidas”, remarcó, y agregó que “cuando hay alumnos que tienen problemas con las calificaciones, hay que tener un abordaje integral, no una medida que simplemente signifique un paliativo”.

Días atrás, el CGE de Entre Ríos había establecido que los docentes de establecimientos secundarios no podían calificar con menos de 4 en el primer trimestre del año lectivo, en una decisión que generó polémica.

LEER MÁS: Las escuelas públicas de todo el país enseñarán folclore a partir de 2024

De acuerdo con esa resolución, al no alcanzar un 6 un estudiante, el colegio debía gestionar acciones de “acompañamiento pedagógico y de complementación”.

El objetivo de los cambios era “garantizar los derechos” de los alumnos secundarios a ser evaluados desde una “mirada integral, flexibilizada y con centralidad en la enseñanza”.

Por eso, se mantenía la aprobación entre 6 y 10 y la “no aprobación” entre 1 y 5, pero la del primer trimestre iba a estar comprendida entre 4 y 10, debido al “impacto subjetivo” que tienen las notas 1, 2 y 3. Las calificaciones, según el CGE, obturaban “la trayectoria a realizar durante el año desde el inicio del proceso de aprendizaje”.