Despiden a 300 empleados de la transportadora de caudales del ex financista de Radio del Plata tras el robo de $1.000 millones

La firma transportadora de caudales Codecop despidió en las últimas horas a 300 empleados, luego de que fuera detenido uno de sus dueños, Lucas Zeballos, acusado de robarle $1.000 millones a dos de sus clientes: McDonald’s y Banco Galicia.

Luego de ello, la empresa quedó a cargo de su padre Carlos Zeballos, quien es policía y tiene prisión domiciliaria por extorsionar a empresas de seguridad. Zeballos padre fue quien motorizó los despidos aduciendo “razones de fuerza mayor”.

Solo quedaron operativos en Codecop un centenar de empleados, que trabajan en la sucursal de Florencio Varela principalmente asignados para “proveer” a la empresa estatal YPF.

En ese contexto, una fuente de la petrolera que pidió mantener el anonimato explicó a diario Clarín que seguían contratando a Codecop, pese a los antecedentes, porque era “más barata que Prosegur y Brinks”, sus principales competidores en lo que a transporte de caudales refiere.

Sin embargo, según reveló a Noticias Argentinas Alejandro Alfie, autor de la nota en cuestión, YPF habría dejado de utilizar los servicios de Codecop: “Seguían trabajando con ellos, pero les rescindieron el contrato y hace poco que dejaron de trabajar con ellos”, sostuvo.

Lo llamativo es que, aunque los 300 trabajadores echados de Codecop eran afiliados al gremio de Camioneros, que conduce la familia Moyano, el sindicato no avanzó en ninguna protesta. Con un agravante: la mayoría de los empleados recibieron sus telegramas en diciembre, cuando regía la prohibición de despidos.

“Fue un despido masivo. El gremio y el Gobierno nos dejaron en banda. Acá echaron a 300 compañeros y la gente de los Moyano nos entregó. Ni siquiera sacaron un comunicado denunciando esta situación”, añadió a Clarín un exempleado que pidió mantener su anonimato.

Otro trabajador dijo a ese diario algo similar: “Camioneros arregló con Zeballos y con el Gobierno. Nos abandonaron”. Y un tercero explicó: “Yo era chofer, trabajé seis años y me echaron. No tengo respuesta de mi liquidación final. El Ministerio de Trabajo y el sindicato nos dieron la espalda”.

La última vez que fueron vistos los representantes de Camioneros en la planta de Florencio Varela fue hace dos meses, y lo hicieron a efectos de “romper” el paro que realizaban la mayor parte de los trabajadores, ya que habían sido suspendidos y no habían cobrado sus salarios.

Clarín asegura que intentó comunicarse con tres dirigentes gremiales de Camioneros, y ninguno quiso responder

 

Vínculos con Radio del Plata

El actor central de la trama relatada, Lucas Zeballos, fue financista de Radio del Plata, más puntualmente entre noviembre de 2020 y agosto de 2021. Según Clarín, dejó de serlo cuando trascendió la referida denuncia del Banco Galicia por haberse apropiado de 371 millones de pesos y 1,2 millón de dólares.

“En ese momento Zeballos dejó de ir a la radio, donde se presentaba como socio de Francisco Ayerza, propietario del 50% de la emisora. Y en su lugar, Ayerza colocó a Ricardo Bruzzese, que impulsó el programa oficialista ‘Carne para Todos’ y fue precandidato K a intendente de La Matanza”, de acuerdo al mismo diario.

“Durante la gestión de Ayerza y Zeballos traían bolsos con dinero y cobrábamos el sueldo con billetes, en efectivo, con fajos de Codecop”, dijo un empleado de Radio del Plata a Clarín en off the record.

Y otro empleado completó: “En diciembre de 2020 nos pagaron el aguinaldo en fecha, en efectivo, después de mucho tiempo sin que nos regularizaran los sueldos, porque veníamos de un problema de arrastre de la gestión de la empresa Electroingeniería. Cuando llegaron Ayerza y Zeballos fue una fiesta. No paraban de gastar plata. Compraron televisores, computadoras, sillas, mesas, arreglaron los estudios y teníamos seguridad privada de Codecop”.

Como sea, Zeballos y Ayerza lograron reducir en $300 millones la deuda de la radio durante su gestión, y la dejaron en $ 200 millones, cuando ingresó Bruzzese.

Habría ayudado el aporte de dinero de otras actividades comerciales y la gestión del extitular de la AFIP Ricardo Echegaray, quien consiguió planes de pago para las deudas impositivas de Del Plata.

“La dupla Zeballos-Ayerza mantuvo en 2021 un sesgo kirchnerista en la programación, que derivó en el desembarco de los periodistas ultra oficialistas Tomás Méndez y Horacio Verbitsky. En cambio, produjo chispazos con Sandra Russo, que fue desvinculada de Radio del Plata en junio pasado”, recuerda Clarín. 

 

Gastos llamativos y presencias sugestivas

Aseguran que Lucas Zeballos transitó los pasillos de la radio hasta mediados de 2021. Quienes lo relatan son los propios empleados, que cuentan que lo hacía en “motos lujosas” con su socio Ayerza. También aseguran haber visto a Echegaray de manera frecuente.

“Todos sabíamos que era muy raro, porque la radio es muy deficitaria, pero los dueños no paraban de gastar plata. Hasta que en agosto pasado no vino más Zeballos y quedó solo Ayerza, ya sin plata para derrochar”, dijo a Clarín un empleado de Radio del Plata.

El mismo diario consultó a la radio sobre los vínculos con Codecop y una fuente cercana a Ayerza respondió que “no eran socios en la transportadora de caudales. Ayerza era como un asesor estrella de Zeballos. Y esa era la empresa de seguridad de la radio, pero cuando llegó la nueva gestión de Bruzzese se canceló el contrato”. Y señaló que los pagos a los empleados “antes no se hacían en efectivo, sino por transferencia bancaria”.

Aunque intentan despegarse de Codecop, Clarín recuerda que Zeballos y Ayerza fueron denunciados en julio pasado por “amenazas calificadas” por el exgerente general de Operaciones de Codecop, Carlos Mansilla, quien trabajó ahí desde 2017 hasta junio de 2021.

“La relación del denunciante con sus antiguos empleadores (Zeballos y Ayerza) se ha tornado crispante, al punto de exigírsele de mala manera que desista de su pretensión indemnizatoria y que omita mencionar un importante faltante de dinero de las arcas de Codecop”, figura en la denuncia a la que tuvo acceso el mismo diario.

En aquella denuncia judicial están los audios atribuidos a una emisión desde el teléfono celular de Ayerza, el dueño actual de Del Plata, donde se habría amenazado de muerte al ex gerente de Codecop, Mansilla, según consta en el mismo expediente.

Ayerza no tiene nada a su nombre en Codecop ni en Radio del Plata, pero los videos y testimonios a los que accedió Clarín “son coincidentes en cuanto a su rol directivo en ambas empresas, aunque en la transportadora de caudales su influencia se dio especialmente bajo la gestión de Lucas Zeballos, quien actualmente se encuentra detenido acusado del robo de más de $1.000 millones a dos de sus clientes”.

Entretanto todo ello se revela, los trabajadores siguen en ascuas: “Ellos siguen trabajando, pero cada vez con menos personal, menos camiones y menos clientes… Habrá que ver cómo hacen para seguir así”, concluyó Alfie ante NA.

Uno de los telegramas de despido que recibió un trabajador de Codecop, donde el dueño de la empresa Carlos Zeballos argumenta que no puede darle tareas para realizar.

Uno de los telegramas de despido que recibió un trabajador de Codecop, donde el dueño de la empresa Carlos Zeballos argumenta que no puede darle tareas para realizar (fuente Clarín).