Caso Matías Bragagnolo: las defensas pidieron la absolución de todos

Las defensas de los cinco imputados por la muerte del adolescente Matías Bragagnolo en 2006 pidieron la absolución y la prescripción del caso por el que están siendo juzgados.

Uno de los defensores, Carlos Broitman –quien asiste al imputado Gastón Fucks, fue más allá y reclamó la prescripción de la acción penal y la declaración de la inconstitucionalidad de la pena de reclusión.

El planteo tiene más que ver con una cuestión de fondo que con un criterio aplicable exclusivamente a este juicio, pues la inconstitucionalidad de la reclusión introduciría una modificación global en la forma del cumplimiento de las penas a nivel general.

Sin embargo, un planteo similar ya fue resuelto y rechazado incluso por la Cámara Federal de Casación, la máxima instancia penal del país.

LEE: Tres detenidos se fugaron de una comisaría de La Plata en la que había 20 personas alojadas en un celda para seis

En la última audiencia de alegatos, las defensas de Andrés Espósito Salati,  Gastón Fucks, Martín Exequiel Martínez, Alejandro Bartra y Alejandro Arvia fundamentaron el pedido de absolución en que ya hubo una condena para un supuesto responsable por la muerte que fue dictada en otro juicio.

En efecto, en un primer juicio en 2014 fueron condenados a dos años de prisión en suspenso uno de los agresores y a dos años y medio de cárcel (también en suspenso) el ex policía Luis Villegas.

El próximo jueves 22 de setiembre, a las 12, el tribunal oral de menores que lleva adelante el juicio convocó a las partes para que los imputados tengan la oportunidad de pronunciar las últimas palabras antes del veredicto.

Luego, el tribunal se retirará a deliberar y ese mismo día dará a conocer su decisión.

Bragagnolo murió el 9 de abril de 2006,  cuando tenía 16 años de edad, mientras participaba de una fiesta privada y bajó con unos amigos a comprar bebidas.

LEE: Detienen a una pareja alemana que quiso cruzar a Paraguay con tres menores indocumentados

En esas circunstancias fue atacado por un grupo de jóvenes con la falsa acusación del robo de un celular.

Golpeado y asustado, el adolescente volvió corriendo hasta el edificio de la fiesta; en la entrada fue interceptado por un policía Villegas -alertado por el supuesto robo del teléfono- y allí sufrió nuevas agresiones que causaron su colapso.

La fiscalía y la querella pidieron penas de prisión, en suspenso y de cumplimiento efectivo,  para todos los acusados.

La querella, a cargo del ex fiscal federal Jorge Álvarez Berlanda, pidió penas de cuatro años  prisión de cumplimiento efectivo para los imputados Espósito Salati,  Fucks,  Martínez y Bartra, y de cinco para Arvia.

En tanto la fiscal Patricia Quirno Costa pidió para los acusados Espósito Salati y Martínez la pena de tres años de prisión, y para Fucks, Bartra y Arvia dos años, en ambos casos en suspenso.

El juicio está a cargo de un tribunal de menores integrado por los jueces Fernando Pisano, Alejandra Quinteiro y Diego Freedman.