Según la querella, las condenas prueban que la Fábrica de Río Tercero fue volada para ocultar la venta ilegal de armas

“Las penas impuestas demuestran que, tal como sosteníamos, la voladura fue perpetrada y programada por estos tipos (en alusión a los cuatro imputados) para ocultar la venta ilegal de armas”, aseveró Aukha Barbero a Télam, uno de los representantes de las víctimas.