"María Fux siempre doce: 'No danzamos para gustar sino para ser nosotros mismos'"

Mara Fux naci en Buenos Aires el 2 de enero de 1922 y se mantiene activa desde hace 80 aos
María Fux nació en Buenos Aires, el 2 de enero de 1922 y se mantiene activa desde hace 80 años.

Este 2 de enero, en que María Fux cumple 100 años, es una fiesta del arte, de las pedagogías corporales, de las terapias a través del cuerpo, de lo que María denomina Danzaterapía.   

Hace un tiempo la definí así: “María es capaz de transformar un destino de discapacidad en una oportunidad para vivir creativamente. Vida en estado de arte denomino a esa potencia, a esa pasión que circula en algunas personas. Nada esta cerrado para esa potencia que descubre nuevos recorridos por los pasillos más estrechos, por los designios más aciagos.”

Desde hace varios años junto a la profesora Violeta de Gainza, educadora musical y docente de piano destacada, dirigimos en la editorial Lumen una colección de libros que denominamos “Cuerpo, Arte y Salud”. Fue en esa colección donde publicamos “Qué es la danzaterapia. Preguntas que tienen respuesta”, escrito por María, a quien en este día, el de su cumpleaños 100, homenajeamos.

Una imagen del documental Danza con Mara
Una imagen del documental “Danza con María”.

Sus alumnas y alumnos de varias camadas de danzaterapeutas le rindieron un homenaje danzando para la maestra en la calle. La calle hoy danza para María Fux.    

Transcribo unas líneas que Violeta de Gainza destaca sobre ella y su método. “El método de María Fux es integrativo ya que en sus clases de danza reúne alumnos sordos, débiles mentales, con síndrome de Down, espásticos, ancianos y personas a las que consideramos normales“.

En palabras de María: “No danzamos para gustar sino para ser nosotros mismos. Para poder crear, expresarnos y comunicarnos con los demás. Para convertir los No del cuerpo en Sí, en Esto que estoy haciendo me pertenece. Una alumna espástica siente, quizá por primera vez, que puede tocar y ser tocada por el otro sin temores, sin diferencias sintiendo su propio equilibrio”.

La ves trabajar a María y te decís: “Esta mujer supo canalizar el deseo de gestar capacidad en la discapacidad”.

Susana Kesselman y Mara Fux
Susana Kesselman y María Fux.

Encontró un camino que comenzó por la danza, María era bailarina, pero continúo a través de los recorridos que ella misma se fue gestando. No se dio por vencida nunca ante los padecimientos que las personas le presentaban.

Imagínenla en el Hospital Ferrer con personas de diferentes edades, incluso niños que veían transcurrir sus vidas inmovilizados dentro de un pulmotor. Ella bailó para ellos. Y sucedió un hecho que María lo cuenta como trascendente en su vida profesional. Ella soñó esa noche que estaba paralizada; se lo dijo a la psicóloga del Hospital que a su vez le contó que los pacientes soñaron que bailaban.

Ms que bailarina y coregafa Mara Fux es una maestra de la vida
Más que bailarina y coreógafa, María Fux es una maestra de la vida.

María cumple 100 años y nos transmite un saber importante que han recogido quienes trabajaron y trabajan con ella en Argentina y en el mundo. Estuvo en casa –con María la cuenta de los años no se da bien- y lo que recuerdo de la charla es que ella se proyectaba para más de 100 años, como su mamá, nos dijo. Estamos en el tiempo de aquella proyección.

Gracias, María, por tanto. 


#quotMaría #Fux #siempre #doce #039No #danzamos #para #gustar #sino #para #ser #nosotros #mismos039quot