Confirmaron las condenas para los secuestradores del empresario Rebagliatti

[adrotate banner=”4″]

La Cámara Federal de Casación Penal confirmó condenas de hasta 19 años de prisión a seis acusados por el secuestro del empresario Daniel Rebagliatti, liberado tras ocho días de cautiverio y el pago de rescate en abril de 2015, informaron fuentes judiciales.

El empresario director de la firma Cintra fue interceptado a la salida de su fábrica en San Martín, y, durante el cautiverio fue torturado y picaneado para que diera detalles de sus bienes, según se dio por probado en un juicio oral cuyo veredicto fue confirmado por el máximo tribunal penal federal del país, según el fallo al que tuvo acceso Télam.

Rebagliatti fue liberado luego de que su familia pagó el rescate de 1,3 millones de pesos y 9600 dólares

La Cámara Federal de Casación confirmó las condenas impuestas por el Tribunal Ora Federal 5 de San Martín el 12 de junio de 2018, aunque dispuso recalcular el monto de algunas de las penas que se fijaron por encima de lo que había reclamado la fiscalía.

Los camaristas Daniel Petrone, Diego Barroetaveña y Ana María Figueroa confirmaron además el veredicto que dio por probado que los mismos delincuentes participaron del secuestro extorsivo de Juan Ricardo Milohanich, cometido de manera previa.

En este caso la víctima fue liberada y no se pagó rescate.

La confirmación de las condenas recayó sobre Marcos Pomponio, el expolicía federal Sergio Zari, Daniel Burgos, Mariano Bulgarelli, Sergio Hassan y Lionel Verni.

En tanto que Casación revocó la absolución de otro acusado, Miguel Aguiar Ocampo, y ordenó realizar nuevo juicio a cargo de otro Tribunal.

Rebagliatti declaró en el juicio que al secuestrarlo “le pegaron y le aplicaron descargas eléctricas con una picana para sacarle información acerca de lo que hacía, su rol en la empresa, sus propiedades”, se recordó en el fallo

Casación confirmó la condena a 19 años de cárcel para Pomponio.

En cuanto a los otros cinco condenados, el Tribunal Oral había fijado penas de entre 14 y 16 años de cárcel pero ahora deberá revisarlas porque, según Casación, “incurrió en un injustificado exceso en el ejercicio de la jurisdicción al establecer en el fallo sanciones por encima de las requeridas por el fiscal”

La fiscalía había pedido en su alegato final durante el juicio oral condenas de entre 11 y 15 años de prisión para estos cinco acusados.

[adrotate banner=”5″]