Arsat-1 marcó un antes y un despúes para la industria argentina vinculada a lo satelital

La necesidad de impactar en el mercado de las telecomunicaciones agregando valor con una promisoria industria argentina vinculada a lo satelital tuvo, en la puesta en órbita del primer satélite geoestacionario nacional, Arsat-1, un hito para la “inclusión social e igualdad para todos los argentinos”, afirmó el presidente de la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (Arsat), Matías Bianchi.