Subieron un 5% los precios de los combustibles

14. noviembre 2019 | Por | Categoria: Economía, Últimas Noticias

Las petroleras aumentaron desde la primera hora de hoy el precio de sus combustibles un 5% promedio en todo el país, luego de los 90 días de congelamiento que el Gobierno fijó el 15 de agosto pasado para reducir el impacto del desequilibrio macroeconómico registrado tras las elecciones primarias de ese mes.

Se trata del segundo aumento de precios de noviembre y el tercero que se registra en los surtidores desde las primarias PASO del 11 de agosto, ya que la Secretaría de Energía durante la vigencia del congelamiento había autorizado incrementos de 4%, el 19 de septiembre, y otro de 5% el 1 de noviembre.

De esta manera, YPF fijó el precio del litro de la nafta súper en 50,19 pesos, mientras que el Diesel 500 vale 46,99 pesos.

En sus productos de alta calidad, la nafta Infinia cuesta 57,94 pesos, al tiempo que el diesel Infinia vale 54,99 pesos.

La compañía Axion fijó el precio de la nafta super en 50,29 pesos por litro lo que representa una suba de 4,94 %, mientras que el diesel fue fijado en 48,28 pesos por litro y equivale a 5 % de aumento.

Para el caso de sus productos premium, Axion dispuso un ajuste del 5 % fijando el litro de la nafta Quantium en 58,34 pesos y para el diesel Quantium en 55,85 pesos.

Por su parte, la empresa Raizen que comercializa los productos bajo la marca Shell fijo la nafta super en 50,64 pesos, y la Fórmula Diesel en 49,34 pesos, mientras que sus productos premium V-Power quedaron en 58,56 pesos para la nafta y 55,98 pesos para el diesel.

Tal como se daba por descontado en el sector en los últimos días, el Gobierno nacional no prorrogó el plazo de 90 días dispuesto para el congelamiento de los precios del crudo y de los combustibles que fijó tras las elecciones primarias, período que al vencer esta medianoche libera a las compañías de decidir libremente sus políticas de precios.

A partir de ahora, las empresas buscarán recuperar el atraso de precios que estiman entre un 15% y un 20%, por lo que se anticipaba que en las próximas semanas podrían disponer al menos un nuevo aumento en surtidores.

La medida inicial que fijó el decreto 566/2019 del 15 de agosto había dispuesto congelar por 90 días los precios en surtidores a los valores vigentes al 9 de agosto, y aplicó un tipo de cambio de referencia de $ 45,19 por dólar y un precio de referencia Brent de US$ 59 el barril.

La decisión generó el rechazo de las compañías que integran toda la cadena de valor de la industria de hidrocarburos -desde las productoras hasta las refinadoras y comercializadoras- y de las denominadas provincias, afectadas en la renta de las primeras y en los ingresos fiscales de las segundas.

Compañías y gobiernos decidieron recurrir a la justicia federal en unos casos o directamente a la Corte Suprema en contra del DNU del presidente Mauricio Macri, en procura de declarar su inconstitucionalidad.

A pesar de los reclamos, parcialmente atendidos con las dos flexibilizaciones del período, para el Gobierno nacional, la medida de emergencia del sector hidrocarburos cumplió su objetivo de contener una escalada de precios aún mayor a la registrada en la economía desde el 12 de agosto.

Comentarios cerrados