“Manu” Ginóbili tuvo que vacunarse contra la rabia

No lo pensó un segundo y de un zurdazo “bajó” a un murciélago. Pero después, tuvo que pasar por el consultorio y vacunarse contra la rabia, para alejar cualquier fantasma y prevenirse de la temida rabia. El protagonista de esta historia no es ni más ni menos que Emanuel Ginóbili. El argentino que brilla en la NBA confió que tuvo que vacunarse contra la rabia después de que cazara a un murciélago durante un partido de la liga norteamericana, en el que su equipo, San Antonio Spurs, venció a Sacramento Kings por 113-94.

El argentino contó en su página personal de facebook que debió vacunarse contra la rabia luego del episodio del último fin de semana, por una cuestión de seguridad. “No fue sólo una inyección, sino que fueron cuatro y cuatro más tendré que darme en las próximas semanas. Nada más que un 0,5 a 3% de los murciélagos están infectados, pero si no se puede encontrar el animal para examinarlo, es mejor no correr riesgos e inmunizarse (siempre es mejor prevenir que curar, ¿no?)”, dijo “Manu”.

El murciélago ingresó al AT&T Center para interrumpir tres veces el juego, pero no molestó más a partir de que se encontró con el zurdazo de Ginóbili, quien lo retiró de la cancha en medio de una ovación estruendosa, al tiempo en que sonaba la música de Batman.

“Lo que hice fue lo que todo el mundo vio, alcancé a un murciélago y la verdad que no creo fuese algo grande”, relativizó el argentino luego del partido. “Manu” también recibió críticas, de una Asociación Protectora de Animales, según la cual “para derribar a un animal minúsculo y matarlo hace falta un hombre muy pequeño o uno que no razone”. Ginóbili formuló una autocrítica en la que reconoció que la suya “no fue una gran idea” debido a que esos animalitos “son parte importante del ecosistema, ya que comen insectos” y también porque algunos son portadores de rabia, enfermedad incurable y letal.