Siguen los rumores de peleas en torno al Seleccionado

El partido con Ghana ya pasó, quedaron los dos goles de Martín Palermo y algunas buenas actuaciones, como las del “Pocho” Insúa y Mario Bolatti, pero los rumores acerca de malestares, enconos y peleas siguen a la orden del día. Algunos de ellos siguen marcando supuestos enfrentamientos entre el técnico, Diego Maradona, y el manager, Carlos Bilardo.

Después del partido de anoche en Córdoba, el presidente de la AFA, Julio Grondona, y Jorge Messi, el padre de Lionel, salieron a apagar los focos de incendio. Ambos coincidieron en destacar que en la Selección argentina de fútbol reina un clima de “normalidad”, a la vez que desmintieron diferentes rumores.

Grondona afirmó que se “inventan muchas cosas que no existen”, cuando tuvo que responder a consultas sobre posibles rupturas en el cuerpo técnico de la Selección, principalmente entre Maradona y Bilardo.

“Me muevo yo mismo y no hablo de los demás, mientras que hay gente (periodistas) que asegura que yo les dije tal o cual cosa. Acá no hay problemas”, expresó “Don Julio” en Córdoba. ¿Será cierto?

Grondona, mal predispuesto con los representantes de la prensa, contraatacó: “Este momento de la Selección les viene bien a ustedes los periodistas; si estuviésemos clasificados no nos darían pelota”.

Por su parte, Jorge Messi, padre del futbolista del Barcelona Lionel Messi, desmintió que su hijo haya sido amenazado por uno de sus compañeros de la selección argentina, como lo afirmó un abogado en declaraciones a un medio de Buenos Aires.

El letrado Marcelo Open, vinculado al fútbol como representante legal del ex futbolista y seleccionador Daniel Passarella, había afirmado que un jugador de la Selección le había dicho a Messi que le iba “a romper las piernas”, a pesar de lo cual ese supuesto agresor ha sido convocado nuevamente por Diego Maradona para formar parte del equipo en los últimos partidos de las eliminatorias para el Mundial 2010.

“Si tenemos un infradotado que lo amenaza a Messi y le dice que le va a romper las piernas, y es un compañero que sigue siendo convocado, hay algo que no funciona”, fue la frase de Open.