Se incendió el castillo japonés Shuri de Okinawa, declarado patrimonio de la humanidad

31. octubre 2019 | Por | Categoria: Destacadas, Internacionales

El pabellón central del castillo Shuri de Okinawa, declarado patrimonio de la humanidad, ardió hasta los cimientos en un incendio ocurrido este jueves que también afectó a otros edificios del recinto ubicado en el sudoeste de Japón, cuyas llamas fueron sofocadas más de nueve horas después de que comenzara el fuego.

El departamento de bomberos de la ciudad de Naha, en la isla de Okinawa, fue alertado a las 2:40 hora local (14.40 del miércoles en Argentina) de que salía humo del complejo.

Hasta el lugar se desplazaron unos 30 camiones de bomberos con más de 100 efectivos que lucharon durante horas contra las llamas, que dañaron unos 4.200 metros cuadrados del recinto, según la cadena pública japonesa NHK.

Aún no se informó si hubo heridos producto del incendio, cuyas causas están siendo investigadas y que aparentemente surgió cerca del pabellón central del castillo, aunque unas 30 personas que residen cerca del lugar fueron evacuadas.

Uno de los bomberos que participó en las labores de extinción tuvo que ser atendido en un hospital cercano por deshidratación, consignó la agencia EFE.

Además del principal, los pabellones norte y sur fueron consumidos por las llamas, que quemaron siete edificios del recinto de madera, mientras que varias puertas continuaban ardiendo siete horas después de declararse el incendio, según las autoridades.

Más de nueve horas después de que comenzara el fuego, las llamas habían sido sofocadas, pero seguía saliendo humo de algunas áreas, según imágenes de la NHK.

La ciudadela acogía desde el domingo un festival que recreaba escenas de rituales del antiguo reino bajo el que se construyó y el personal seguía inmerso en los preparativos la noche del miércoles antes de desatarse el fuego.

El castillo Shuri fue originalmente construido a finales del siglo XIV, es un importante destino turístico de la región y fue declarado como tesoro nacional en 1933.

El palacio fue destruido en la Segunda Guerra Mundial, durante la Batalla de Okinawa en 1945, pero en 1992 el pabellón central fue reconstruido y luego el resto de las instalaciones del recinto, que fue reabierto como parque nacional.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) lo declaró patrimonio mundial en el año 2000 dentro de los nueve lugares, ruinas y monumentos incluidas en las propiedades relacionadas con el reino de Ryukyu, anterior a la integración de las islas de Okinawa en Japón (que se produjo en el S.XIX).

Comentarios cerrados