Sanz admite que “probablemente” Cobos sea uno de los “afectados” en imagen por la muerte de Kirchner

El titular del radicalismo, Ernesto Sanz, evaluó hoy que “probablemente” el vicepresidente Julio Cobos haya sido uno de los dirigentes “afectados” por la muerte del ex presidente Néstor Kirchner, frente al electorado en sus aspiraciones a pelear por la Casa Rosada en 2011, aunque señaló que ello “se verá” en los próximos meses.

“La muerte de Kirchner fue una sacudida de tablero en todo el sistema político argentino muy fuerte. Afectó al oficialismo, sin dudas, para el cual era una pieza fundamental; afectó a ciertos sectores de la oposición y puede que haya afectado a algunos protagonistas individuales de la oposición. Probablemente sea el caso de Cobos”, admitió el senador, posible rival del vicepresidente en la interna radical de cara a 2011.

Sin embargo, consultado por radio Continental en este sentido, sostuvo que este tema “se verá” en los meses venideros.

Ayer, Cobos encabezó un acto en el que presentó sus propuestas programáticas, en una virtual confirmación que está dispuesto a dar pelea por la candidatura presidencial.

Al preguntársele sobre si es compatible que su coterráneo -ambos son mendocinos- esté ejercitando la vicepresidencia y simultáneamente se lance como postulante presidencial, Sanz juzgó “probable que tenga que presentar alguna licencia”, aunque destacó que Cobos es quien tiene que definir sus propios pasos.

“Este es un tema que viene rondando hace dos años prácticamente, tendrá que definirlo él”, afirmó e insistió en que “en el momento” en que Cobos formalice su postulación presidencial, “lo he dicho muchas veces y lo escuché decirlo a él mismo, es probable que tenga que presentar alguna licencia”.

Cuando se le indicó que “es obvio” que el mendocino ya está lanzado a la competencia por la Casa Rosada, Sanz subrayó: “Lo que he leído y escuchado -no estuve en ese acto- es que él no se ha lanzado como candidato, simplemente ha presentado propuestas para la Argentina”.

Si bien aceptó que la “lectura” es que se trató del virtual lanzamiento de Cobos porque, dijo, “a buen entendedor pocas palabras”, reiteró que “habrá que esperar que él tome esa decisión. Del tema de Cobos, el mejor que puede hablar es él mismo”.

Consultado “qué no le gusta” de Cobos o de su otro posible rival interno, el diputado Ricardo Alfonsín, como para estar pensando en lanzarse a la carrera por la Presidencia, Sanz optó por un discurso conciliador.

“No estoy lanzado porque no me gusta algo, al contrario. Yo estoy construyendo una candidatura que habrá que ver si se consolida y si se define, pero lo hago a partir de una visión positiva: mi partido, que está en pleno proceso de recuperación, tiene el derecho de generar una competitividad amplia”, explicó.

El jefe del radicalismo añadió que “en esa competitividad amplia probamente un candidato equis pueda captar la voluntad de cierto sector de la sociedad, otro de otro y, en una de esas, hay ahí un espacio vacante para que alguien pueda captar otras cosas”.

“En el conjunto quien se beneficia es mi partido y la sociedad porque va a tener muchas más opciones. Yo veo el vaso medio lleno, no medio vacío”, concluyó.