Rodríguez Larreta asegura que no hay “ningún rencor” con la embajadora estadounidense

El jefe de gabinete del Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró hoy que desde el ejecutivo capitalino no hay “ningún rencor” con la embajadora estadounidense Vilma Martínez por haber enviado a Washington cables confidenciales con comentarios negativos sobre la personalidad del mandatario comunal Mauricio Macri.

De todos modos, Rodríguez Larreta evaluó que la difusión de miles de mensajes secretos “es una vergüenza para la diplomacia americana” y advirtió que “van a tener que dar muchas explicaciones en muchos países a mucha gente”.

“No sé con qué cara los embajadores van a poder seguir interactuando en cada uno de los países, porque más allá de las cosas que hicieron en la Argentina hicieron cosas similares en todo el mundo. Es realmente una vergüenza y un tremendo problema de seguridad que información como ésta se haya filtrado”, prosiguió el funcionario al ser entrevistado por radio La Red.

Respecto del caso puntual de Macri, quien según Martínez actúa con “brusquedad” y tiene una “maniquea visión del mundo, cualidad que comparte con Néstor Kirchner”, el jefe de Gabinete remarcó que “él tenía, siempre tuvo buena relación con la embajadora”.

“Por el lado nuestro, que la embajadora se quede totalmente tranquila: no hay ni va a haber ningún rencor, con nosotros no va a tener ningún problema. No quiero hablar por él, pero imagino que con Mauricio tampoco. La relación es buena”, afirmó.

Rodríguez Larreta agregó que “hay otros funcionarios en Argentina” con una situación “más complicada”, en referencia al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

“Denuncian casos de corrupción con nombre y apellido. Habiendo hecho estas denuncias, las van a tener que probar. Son denuncias de delitos, denuncias graves”, completó.