Roberto Cachanosky: “No debe sorprender que no se termine de acordar con el FMI"

Roberto Cachanosky no necesita presentación: es uno de los economistas más consultados de la Argentina tanto por empresarios como por los medios de comunicación. No solo por su conocimiento, sino también por lo didáctico de sus explicaciones.

En un diálogo con Noticias Argentinas habló de todos los temas que inquietan a los ciudadanos de a pie: inflación, dólar, FMI, Leliq, riesgo país, etc.

-¿Qué explica la inflación que vive hoy la Argentina?

-Muchos factores pero principalmente la emisión monetaria. En diciembre, el Banco Central emitió poco menos de 700.000 millones de pesos, una enormidad. Para dar contexto: todo el año pasado, el BCRA emitió para financiar al Tesoro 1,7 billones de pesos. Fue el principal ingreso del Tesoro, mucho más que IVA, Ganancias y otros impuestos.

-¿Qué significa?

-Significa que el impuesto inflacionario es el más importante que tiene hoy el Gobierno. En el año 2020, cuando estaba cerrada la economía y el Estado no recaudaba nada, la emisión para financiar al Tesoro fue de dos billones de pesos. Y ahora se emitieron 1,7 billones en un solo mes, con la economía funcionando. Tal es la magnitud del desequilibrio fiscal. Pero ahí no termina la cosa: porque emitieron además otros 1,3 billones de pesos por las Leliq.

LEÉ MÁS: El mercado espera una inflación de 55% para 2022 y un modesto crecimiento económico

 

-Que en campaña Alberto Fernández calificó de “inmoralidad”…

-Claro, dijo que si ganaba las elecciones dejaría de pagar los intereses de las Leliq para aumentar un 20% las jubilaciones, que aumentaron menos que la inflación al final. De hecho, lo que se está pagando hoy por intereses de las Leliq es el doble de lo que se pagaba en 2019. Por eso, no debe sorprender que no se termine de acordar con el FMI.

-¿Qué tiene que ver una cosa con la otra?

-Cuando uno va a arreglar con el Fondo no es el déficit fiscal nada mas lo que está en juego, es el “cuasi fiscal”, que es la pérdida que está teniendo el BCRA por esta emisión de Leliq.

-En ese contexto, ¿hay chances de acordar con el FMI?

-Pareciera que no. Porque lo que pide Argentina es disparatado: que no le hagan cumplir metas como la baja del déficit fiscal, que se suma al pedido de bajar la tasa de interés. Y por si fuera poco, pide el otorgamiento de más plazo, a pesar estar “sobre excedidos”. Eso es como ir y decirle al fondo “no quiero arreglar con vos”.

-¿Qué pasa si entramos en default con el Fondo?

-Si no arreglás con el Fondo, tampoco vas a poder arreglar con el Club de París, que vence en marzo. Así que tenés el doble de monto para pagar, vas a estar totalmente fuera del mundo.

LEÉ MÁS: “El sendero fiscal es una discusión con mucho detalle” en las negociaciones con el FMI

 

-Y se va a disparar el riesgo país, ¿o no?

-Bueno, hoy tenemos niveles de riesgo país de un país en default.

-¿Qué significa en lo práctico y concreto?

-Significa que no hay crédito para que nadie pueda invertir dinero en la Argentina porque la tasa que va a tener que pagar es del 20% en dólares. Y no hay tasa de rentabilidad que rinda eso, salvo el narcotráfico.

-Comenzó a circular en redes sociales que el BCRA está vendiendo oro, ¿es para preocuparse?

-Cuando mirás los balances semanales del Banco Central, se ve que las reservas en oro están bajando. Mi estimación es que entre el 23 de noviembre y el 23 de diciembre las reservas en oro bajaron más o menos 360 millones de dólares. Eso significa dos cosas: o que están vendiendo el oro o que lo estén “prendando” en garantía. Lo concreto es que están rascando el fondo de la olla. Ello sumado a la emisión que están metiendo en el mercado.

-Todo eso implica más inflación, ¿qué puede pasar si se dispara aún más?

-Si se dispara la inflación como se está disparando —en diciembre se habla de un 4%—, la pobreza va a aumentar por definición, es inevitable. Y los salarios no van a poder acompañar el ritmo de aumento de los precios. A eso hay que sumarle que van a tener que empezar a aumentar la tarifa de los servicios públicos y mover el tipo de cambio, por lo cual empieza a aparecer un combo peligroso, que puede llevar a una inflación de tres dígitos anual. Todo ello va a generar un problema social fenomenal, veo un 2022 muy complicado.

-Finalmente, ¿qué pasará con el dólar?

-El dólar es el Arca de Noé: la gente se refugia allí cuando viene el diluvio.