Que las huelgas docentes “no terminen con la escolaridad”, pide el designado ministro de Educación

El designado nuevo ministro de Educación porteño, Abel Posse, instó hoy a los gremios docentes a terminar con las medidas de fuerza y pidió que “las huelgas no terminen con la escolaridad”. Además, Posse -quien asumirá sus funciones el próximo viernes en reemplazo de Mariano Narodowski, destacó que desde su cartera se trabajará para “reconstituir la disciplina”.

El designado ministro se quejó porque durante este año “ni siquiera se cumplieron los 180 días de clase” como consecuencia de las huelgas y el receso forzado por la epidemia de la gripe A. De todos modos, en declaraciones formuladas a distintas radios porteñas, Posse sostuvo que “es una etapa importante y de posibilidad creadora”.

“Hay que romper el esquema cobarde. El niño es el futuro, el niño no puede ser la víctima de una sociedad disparatada con peleas de patio”, enfatizó.

Al respecto, el futuro funcionario puso de relieve que “no es posible que se declare una huelga y el chico se quede en su casa” por falta de clases.

“Siempre creí en la escuela sarmientina. El nivel educativo fue una de las cosas que siempre se le reconoció a la Argentina”, dijo. En ese sentido, comentó que “muchas veces son reclamos más políticos que reales en el sentido económico, de lo posible económico. Es un problema de valores: el niño tiene que ser sagrado”.

Asimismo, para Posse, “la sociedad que tiene que tener vergüenza y comprender que se han pasado los límites de la inoperancia de los políticos. El objetivo del bien común empieza con el niño”.