Polémica por la embestida del Gobierno contra Fibertel y Cablevisión

La decisión del Gobierno levantó polvareda, despertó críticas entre asociaciones de consumidores, dirigentes políticos y expertos en comunicación y amenaza con convertirse en un escándalo. El Gobierno dictó la caducidad de la licencia de Fibertel/CableVisión para ofrecer servicio de Internet, al denunciar la “violación” de la legislación vigente por parte de esa compañía del Grupo Clarín. Como respuesta, desde la empresa calificaron a la decisión como una “persecución ilegal que perjudica a un millón de usuarios”. En el medio, quedó, como siempre, la gente.

“Ya no existe más Fibertel”, dijo el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, al anunciar la resolución 100, por la cual se denuncia que esa empresa “incumplió la ley nacional” y “usurpó” la licencia que, según la Casa Rosada, “estaba siendo usada en forma ilegal”.

De Vido dijo que la fusión de Fibertel y CableVisión concretada el año pasado “nunca fue aprobada por el Estado Nacional”. Lo hizo durante una conferencia de prensa en el microcine del Palacio de Hacienda.

CableVisión, que seguirá brindando el servicio de TV por cable, calificó a la medida de “ilegal y arbitraria”, señaló que “no tiene antecedentes” y adelantó que la “impugnará de inmediato”.

“El Gobierno pretende dar de baja la licencia del servicio de Internet de Cablevisión a través de su marca Fibertel, y afectar no sólo a su más de un millón de clientes, sino a todos los argentinos que hoy pueden contar con una opción competitiva y de vanguardia tecnológica en banda ancha”, sostuvo la empresa en un comunicado.

CableVisión denunció que la medida busca reducir drásticamente la competencia y “consagrar el monopolio de las telefónicas” en el negocio de internet. “La inédita resolución revela una brutal actitud de hostigamiento contra una empresa que fue la primera en introducir Internet de alta velocidad en Argentina, hace ya 13 años, al inaugurar el servicio de cable módem, frente a las dos grandes telefónicas, herederas de la red pública”, señaló la empresa del Grupo Clarín.