Gracias a la lluvia, se pudo controlar el incendio forestal en Chubut. Un grupo de niños habría iniciado el fuego

La lluvia trajo alivio en la provincia de Chubut ya que permitió que el incendio forestal que se desató a principios de semana sea controlado. Unos 10 milímetros de precipitaciones bastaron para detener el fuego en las localidades de El Hoyo y Lago Puelo.

Si bien no se registraron víctimas fatales y solamente algunos heridos leves, el incendio arrasó con viviendas y trajo inconvenientes en las comunicaciones de telefonía móvil. Asimismo, las dos localidades permanecen sin electricidad producto del fuego y las clases fueron suspendidas a causa del incendio.

Aparentemente un grupo de niños de entre 8 y 10 años habrían iniciado el fuego cuando intentaron hacer una fogata detrás de su escuela. Este incendio terminó por arrasar cientos de hectáreas de bosque nativo e implantado en un radio de 30 kilómetros.