Para los magistrados, Aníbal Fernández cometió “un golpe de estado contra el poder judicial”

El presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, Ricardo Recondo, calificó hoy como “un Golpe de Estado contra el Poder Judicial” que el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, ordenara a la policía desconocer una resolución judicial para desalojar la sede del gremio de los aeronavegantes, en conflicto por las elecciones de sus autoridades.

“Hay una subversión constitucional. Antes se pretendía manejar a los jueces a través del Consejo de la Magistratura, nombrando jueces amigos, presionándolos, y ahora resulta que cuando se encuentran con un juez que procede de manera independiente, se ordena no cumplir con sus órdenes”, se quejó Recondo.

En declaraciones a radio El Mundo, Recondo sostuvo que “en la medida que se pretende impedir el funcionamiento de uno de esos poderes, se está atentando contra el sistema y por lo tanto es una suerte de Golpe de Estado contra el Poder Judicial”.

“Acá debe haber algo oscuro, porque es una elección en un sindicato menor, donde ha perdido un grupo, ha ganado el otro y simplemente el juez fue a poner en funciones al grupo que había ganado. El grupo que perdió responde a la señora Alicia Castro, que es embajadora argentina en Venezuela”, prosiguió.

La semana pasada, luego de que se denunciaran irregularidades en las elecciones para renovar la conducción de la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), el juez José Sudera se propuso cumplir un fallo de la Sala IV de la Cámara Nacional del Trabajo, que ordenaba que se colocara al frente del gremio a los integrantes de la Lista Celeste.

Pero un grupo de personas -presuntamente vinculadas a la oficialista lista Verde, encabezada por Ricardo Frecia, cercano a la funcionaria kirchnerista Castro- impidió el ingreso del magistrado, y cuando éste solicitó ayuda a la comisaría de la zona, se le negó asistencia.

El jefe de Gabinete Fernández aclaró que la Policía Federal no participó de esa acción judicial porque, a través de esa medida, afirmó, “se pretendía pasar por encima de la Constitución”.

Para Recondo, “la Justicia constantemente debe estar tratando de defenderse contra agresiones en su funcionamiento independiente. Esto suele pasar con todos los gobiernos, pero lamentablemente se ha acentuado con éste”.

“Esto viola la Constitución, que le prohíbe al Presidente atribuirse funciones judiciales. No sé de dónde saca el ministro que tiene la facultad de interpretar la Constitución, eso lo hace el juez. Y si no le gusta lo resuelto, el sistema establece recursos”, agregó.