Para el Gobierno, la pobreza baja

A pesar del desconcierto de muchos, el Gobierno, a través del INDEC, informó que la pobreza sigue bajando en la Argentina. El organismo señaló que la cantidad de pobres en la Argentina se redujo a 3,4 millones de personas, al caer 3,9 puntos porcentuales y pasar del 17,8 al 13,9 por ciento de la población entre el primer semestre del 2008 e igual período de este año.

Los datos oficiales sorprendieron, en especial luego de las denuncias de la Iglesia y algunos centros privados sobre una suba en la pobreza. Pero a pesar de esas advertencias, el INDEC, ahora bajo las órdenes del ministro de Economía, Amado Boudou, salió a asegurar que hay menos pobres en el país. Para la Iglesia, la pobreza afecta a casi el 40 por ciento de la población, pero para el gobierno los pobres son tres veces menos.

Según el informe de la Encuesta Permanente de hogares del INDEC, el número de personas bajo la línea de indigencia -están incluidos dentro de los pobres- descendió 1,1 puntos porcentuales, al pasar del 5,1 al 4 por ciento, entre junio del año pasado e igual mes de este año.

La estadística oficial consigna que en la Argentina hay 709 mil hogares debajo de la línea de pobreza, que abarcan a unas 3.429.000 personas. De ese total, 232 mil hogares son indigentes y afecta a 995 mil habitantes en todo el país.