Para de Narváez, el video de homenaje a Kirchner es “piantavotos”.

El precandidato a gobernador bonaerense del Peronismo Federal Francisco De Narváez evaluó ayer que el video en homenaje a Néstor Kirchner emitido reiteradamente en Fútbol para Todos “es un piantavotos” para el oficialismo, y advirtió que desde el Gobierno “están haciendo calentar a la gente mal”.

También consideró “ofensivo” para la ciudadanía las recientes declaraciones de la ministra de Seguridad, Nilda Garré, en el sentido de que bajaron las “tasas de criminalidad”, justo en un día en el que se cometieron tres asesinatos en la Capital Federal y el conurbano en episodios de robo.

“Que te digan que la inflación afecta solamente a las clases altas, como dijo un ministro (en alusión al titular de Economía, Amado Boudou) o que te digan que la seguridad está mejorando como lo hizo ayer otra ministra de la Nación “ofende a la gente, la enoja”, alertó el diputado nacional.

En declaraciones a radio Mitre, De Narváez sumó su voz a los duros cuestionamientos que la oposición lanzó por el spot que, desde el viernes pasado, Canal 7 difunde en cada uno de los partidos de primera fecha televisados, y en el que figuras conocidas cantan el candombe “Nunca Menos” en homenaje al ex presidente santacruceño fallecido. Consultado si no creía que ese video era un “piantavotos para el kirchnerismo”, De Narváez dijo no tener “ninguna duda” y consideró que lejos de animar a la sociedad a apoyar a la Casa Rosada, genera “bronca abajo”.

“Es tomar a la gente como si no pudiera discernir entre lo que puede ser y lo que no debe ser. Me parece una exageración y están haciendo calentar a la gente mal”, denunció.

El miércoles pasado, diputados del PRO presentaron un proyecto de declaración en el que pidieron a la Cámara baja que reclame al Ejecutivo “el pago de los costos de producción y emisión” del mencionado spot.

Por otra parte, De Narváez volvió a embestir contra el mandatario bonaerense, Daniel Scioli, y afirmó que la “Provincia no se gobierna haciendo recitales o pintando las paredes de naranja, sino tomando decisiones, no en contra del Gobierno nacional, sino complementándose en las políticas que se tiene que complementar”.

“Pero esto se hace parando a la provincia de Buenos Aires, son muchos años de decadencia y hay que revertir esta situación”, aseveró.

Aunque insistió en su reclamo para que Scioli desdoble las elecciones provinciales separándolas de las nacionales, el aspirante al Ejecutivo bonaerense dijo no ver en el ex motonauta ninguna “voluntad política” de dar ese paso.

En ese sentido, expresó que habrá que esperar otro turno electoral para terminar “definitivamente con las listas sábanas y resolver el desdoblamiento de las elecciones como hacen otras provincias”.

“Yo voy a ser gobernador y voy a adoptar esas medidas”, prometió.