Oyarbide posterga indagatoria de Palacios para el 28 de abril. Montenegro, el 21; Narodowsky, el 26; Macri, el 5 de mayo.

El detenido ex jefe de la Policía Metropolitana, comisario Jorge “Fino” Palacios, no ampliará hoy su declaración indagatoria en la causa por espionaje en la comuna porteña, como estaba previsto, y ha sido citado de nuevo para el 28 de abril.

Así lo resolvió el juez federal Norberto Oyarbide, que prefirió postergar la audiencia hasta el miércoles, día en que en principio había sido citado a declarar como imputado el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, quien pidió prórroga para el 5 de mayo porque en la primera fecha estará de viaje en la India.

Así, el primero en la lista de citados a declaración indagatoria, el miércoles 21 de abril, es el ministro porteño de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro, quien días atrás recusó al juez Oyarbide, un incidente que ahora está a examen de la Cámara Federal.

Luego en el turno de audiencias sigue el ex ministro porteño de Educación Mariano Narodowski, para el lunes 26; Palacios, el miércoles 28; y Macri, el miércoles 5 de mayo.

Los funcionarios civiles están imputados de presunta colaboración con las escuchas telefónicas ilegales que supuestamente Palacios y el espía Ciro James -contratado en la cartera educativa porteña- llevaron a cabo contra varias personas.

Entre los espiados figuran Sergio Burstein, líder de la Asociación de Familiares de Víctimas de la AMIA y principal crítico de que Palacios condujera la Policía Metropolitana; el empresario Carlos Avila y su yerno; un cuñado de Macri -Néstor Daniel Leonardo-; dos gerentes de la cadena de supermercados Coto, el abogado Francisco Castex; la cuñada del empresario Juan Navarro (del Grupo Exxel) y la esposa del anticuario Hugo Breitman.

Palacios y James, que también tenía un contrato en la Universidad Nacional de La Matanza y aspiraba a ingresar a la Policía Metropolitana, cumplen prisión preventiva en el penal bonaerense de Marcos Paz y tienen procesamiento firme por presunta “asociación ilícita”. Macri debió cesar a Palacios en la Policía Metropolitana el 25 de agosto pasado cuando el ex jefe de la División Antiterrorista de la Policía Federal fue procesado por supuesto encubrimiento en la investigación del atentado terrorista a la mutual judía AMIA, que en 1994 se cobró 86 vidas y más de 200 heridos.