Misterio absoluto en torno a la desaparición de toda una familia

Sus familiares están desesperados. Y la Policía y la Justicia no saben qué es lo que puede haber pasado. A una familia -un matrimonio y dos hijas pequeñas- los están buscando desde que el sábado pasado por la noche desaparecieron. Sus allegados expresaron hoy su angustia y desesperación por la situación que atraviesan, ya que no encuentran explicación ante lo ocurrido y consideran que “es como si se los hubiera tragado la tierra”.

El matrimonio compuesto por Luis Fernando Pomar, de 40 años, y Gabriela Cristina Viagrán, de 36, junto a sus dos hijas de 6 y 3 años, se encuentran desaparecidos desde el sábado pasado, cuando salieron desde José Mármol, una localidad del sur del Gran Buenos Aires, hacia la ciudad de Pergamino, de donde es oriunda la pareja.

Según se supo, Pomar se encontraba desocupado y recibió una propuesta laboral de su ciudad natal, por lo que emprendió viaje junto al resto de la familia para concretarla. Un hijo de la mujer -mayor que las niñas, pero en edad escolar-, quedó en Mármol, en casa de una familia amiga.

El domingo pasado a la mañana, el padre de Pomar radicó una denuncia ante la Policía de Pergamino, ya que esperaba que la familia llegara durante la noche del sábado en el Fiat Weekend en el que habían salido desde el Gran Buenos Aires.

María Cristina, madre de Viagrán, advirtió esta mañana que “es como si se los hubiera tragado la tierra” y reveló que siente “una angustia enorme”.

“No puedo más. No puedo seguir así. Es una angustia enorme. Quiero tener esperanzas, porque si las pierdo, no sé qué puedo pensar”, afirmó hoy la mujer en declaraciones a un canal de televisión, desde su casa de Pergamino. Luego de relatar que esperaba que su hija y el resto de la familia llegaran a su casa el sábado a la noche, indicó que desde ese mismo día no sabe nada de ellos. “No sabemos nada, ni dónde están, ni por qué no aparecen. No sabemos si es por un rescate, si es por una equivocación. No sabemos qué pensar”, agregó con angustia.

Por su parte, Cecilia, la hermana de Luis Pomar, reveló que en la última comunicación dijeron que tenían previsto llegar a última hora del sábado, pero desde entonces no tienen novedades sobre ellos. “Ellos se comunicaron con nosotros a eso de las 20 del sábado y dijeron que a las 22 tenían previsto llegar a Pergamino. Pero pasaron las horas y no se supo más nada. Llamamos al teléfono de él y estaba apagado, y el de María estaba prendido pero no atendía”, recordó la mujer.