No hubo acuerdo en el Consejo de la Magistratura y se postergó hasta 2011 elección de nuevas autoridades

El Consejo de la Magistratura de la Nación postergó hasta febrero próximo la elección de sus nuevos presidente y vice, e integrantes de comisiones, que tenía previsto realizar esta tarde en una reunión plenaria del organismo.

Fuentes judiciales informaron que los consejeros tomaron esa resolución por unanimidad, de manera que el académico Manuel Urriza, vinculado al kirchnerismo, continuará hasta febrero de 2011 en el cargo de presidente provisional.

Urriza había sido elegido para encabezar el Consejo a partir de una disposición reglamentaria, que estipula que hasta tanto sea nombrado el presidente definitivo deberá asumir ese puesto el consejero de mayor edad.

Hasta última hora hubo reuniones para lograr un acuerdo y quien sonaba con mayores posibilidades de ser presidente era el juez civil Ricardo Recondo, un fuerte cuestionador de la política judicial del kirchnerismo y de las críticas a los magistrados por parte del Gobierno.

En tanto, la vicepresidencia quedaría para uno de los miembros del sector político, señalaron los voceros.

Las nuevas autoridades ejercerán el mandato hasta fines de 2011, ya que la presidencia y vicepresidencia del Consejo se renuevan todos los años.

El pasado 18 de noviembre se realizó el primer plenario con la nueva composición del Consejo y allí fue elegido Urriza, ante la postergación de la elección de autoridades.

También se postergó hoy la elección de los presidentes de las comisiones de Disciplina y Acusación (encargada de investigar el desempeño de los jueces), Selección de Magistrados, Reglamentación, y Administración y Financiera.

El nuevo Consejo está integrado por Urriza, los jueces Recondo, Mario Fera y Alejandro Sánchez Freytes; los abogados Daniel Ostropolsky y Alejandro Fargosi, los senadores Marcelo Fuentes, Ada Iturrez de Cappellini (ambos del Frente para la Victoria) y Mario Cimadevilla (UCR), los diputados Carlos Moreno, Stella Maris Córdoba (los dos del Frente para la Victoria) y Oscar Aguad (radicalismo) y el viceministro de Justicia Héctor Masquelet.

El Consejo es el organismo encargado de la selección y acusación de los jueces. Por una reforma impulsada en 2005 por la entonces senadora Cristina Fernández de Kirchner -hoy Presidenta de la Nación- se redujo su integración de 20 a 13 miembros, con mayoría de cinco representantes del oficialismo por sobre el resto de los estamentos representados en el cuerpo.

Ello le permitía al oficialismo tener poder de veto en diversas decisiones de importancia.

Pero en el momento de renovación de autoridades el antikirchnerismo ganó en las elecciones de abogados y de jueces de Capital e interior, mientras el oficialismo se impuso en la de académicos.

Los opositores al Gobierno también ganaron en los recientes comicios de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional (AMyFJN), lo cual según fuentes judiciales tendría incidencia en la elección del nuevo presidente. En esa ocasión ganó la lista Bordó, liderada por Luis María Cabral, la misma que venció en los comicios de jueces, que ungió a Recondo.