Muerte y escándalo en Bingo Ciudadela

La justicia bonaerense investiga hoy la muerte de una persona ocurrida, por causas todavía no esclarecidas, en el Bingo Ciudadela, ubicado en la colectora de General Paz, frente a la estación Liniers.

Aunque las autoridades de la sala de juegos quisieron mantener el tema oculto de la opinión pública, numerosos apostadores denunciaron a los medios de comunicación la frialdad y desidia con la que fue tratada la infortunada víctima, que al parecer sufrió un ataque cardiorespiratorio mientras jugaba en una máquina tragamonedas.

“Cuando la persona se descompuso otros apostadores se acercaron para ayudarlo y pedir la asistencia de un médico, pero aparentemente no había ningún profesional en ese momento”, relató un remisero que suele levantar pasajeros en la puerta de la sala.

Agregó que “de a poco los nervios fueron subiendo y aumentaron los reclamos de la gente al ver que las autoridades del bingo estaban más preocupadas por tapar la situación que por auxiliar al enfermo”.

Finalmente la persona falleció en el interior del bingo, a metros de la máquina en la que estaba apostando, y los responsables de la empresa decidieron hacer un cerco y rodear al muerto con personal de seguridad para que nadie deje de jugar”.

Ante esta situación, la justicia de Morón abrió una causa caratulada “Averiguación de causales de fallecimiento” y no se descarta que la Empresa “Grupo Midas”, que administra el bingo, sea investigada por su aparente inacción ante esta infortunada situación.