Macri pide nulidad de la causa

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, pidió hoy la nulidad de la causa en la que el juez federal Norberto Oyarbide lo procesó, el 14 de mayo último, sin prisión preventiva, por “violación de secreto, abuso de autoridad, falsificación de documento público y miembro de asociación ilícita”.

Mediante una presentación efectuada esta mañana por los letrados Ricardo Rozental y Santiago Fedel, el jefe de gobierno reclama la nulidad de la causa en base a que la llamada que alertó a Sergio Burstein, dirigente de la Asociación de Familiares del Atentado a la AMIA, de que sus teléfonos estaban “pinchados” la habría efectuado un agente de la Secretaría de Inteligencia (SI).

Sin embargo, Hugo Alvarez, el agente de la SI al que Macri atribuye la llamada, al declarar días atrás ante Oyarbide, negó haber efectuado esa comunicación y aseguró que “no conoce a ninguno de los imputados”, en esta causa.

En un escrito de seis carillas la defensa de Macri insiste en que si un agente de la SI fue quien avisó a Burstein, cometió un delito al revelar un secreto y, por ende, a partir de ahí todo debe ser declarado nulo.

Si el magistrado rechaza el planteo, esa resolución puede ser apelada por los defensores de Macri y el expediente volverí, de ese modo, a la Cámara Federal donde Macri ya tuvo resultados adversos en distintos intentos por apartar a Oyarbide.

Fuentes allegadas al expediente indicaron que los letrados de Macri también pidieron una nueva pericia para determinar si las fotos publicadas por un matutino, presuntamente en un locutorio, corresponden a Alvarez.