Macri inauguro la primera comisaría de la policía metropolitana en Saavedra

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, inauguró ayer  la primera comisaría de la Policía Metropolitana, en el barrio de Saavedra, que calificó como “otro paso adelante” para encargarse “de la principal preocupación de la gente, que es su seguridad”.

Macri sostuvo que esta iniciativa refuerza “nuestro compromiso” de “devolverle la tranquilidad a la gente, que hay un Estado que la cuida y la protege”, y destacó que “antes de mitad de año vamos a estar (con la Metropolitana) en las comunas del sur de la Ciudad, uno de los lugares que más necesita que ayudemos”.

La Comisaría 12, situada en la esquina de las calles Ramallo y Goyeneche, contará con 400 policías, veinte patrulleros y siete motos, y tendrá competencia para actuar además en los otros tres barrios de la Comuna 12: Villa Pueyrredón, Villa Urquiza y Coghlan.

El mandatario comunal explicó que el flamante edificio cuenta “con la mejor tecnología” y además dependencias para “la fiscalía adentro, algo inédito en la Argentina, para que trabajen la justicia y la fuerza de seguridad en forma conjunta e inmediata”.

“Es otro paso adelante en la línea de seguir con nuestro compromiso cumpliendo con ocuparnos de la principal preocupación de la gente, que es su seguridad. (La Policía Metropolitana) le ha cambiado la vida definitivamente a los vecinos de Villa Pueyrredón, Villa Urquiza, Coghlan y Saavedra”, insistió.

Durante el acto de inauguración, Macri señaló que “con la presencia de la Federal y la Metropolitana, las cosas han vuelto a ser como eran antes, de la misma manera que esperamos seguir avanzando en otros barrios”.

Sin embargo, indicó que, si bien “estamos siempre intentando coordinar lo mejor posible” el accionar de las dos fuerzas, “tantos cambios (en la Federal) no nos han favorecido porque hemos perdido interlocución, pero estamos buscando retomar ese nivel de relación que teníamos antes”.

Para Macri, la seguridad “es la principal preocupación de la gente. El avance de la droga, de la violencia, es insoportable. La demanda en cada lugar de la Argentina es por más seguridad. Si no hay seguridad, no hay libertad; si no hay libertad, no hay generación de empleo, no hay manera de salir de la pobreza”.

Respecto del proyecto de colaboración con empresas de seguridad privada, taxistas y colectiveros, entre otros, advirtió que “se va a seguir adelante. Buscamos que ellos se integren a una red de alerta temprana para que tengamos más información y estemos todos coordinados para combatir la inseguridad”.

“Acá hay que trabajar de manera conjunta fuerzas de seguridad, taxistas, remiseros, colectiveros. Todos aquellos que están en la calle queremos que tengan acceso rápido y directo a nuestra fuente de alerta para que la policía pueda actuar en tiempo real y evite el delito, no que llegue veinte minutos tarde”, continuó.

También resaltó que “tenemos que llegar a dos mil cámaras de seguridad para junio. Esto es inédito: había menos de cien cuando llegamos, y vamos rumbo a tener dos mil conectadas con un centro único de comando y control al servicio de la Federal y la Metropolitana para actuar en tiempo real, para que la gente sepa que la policía la está cuidando, que tiene elementos, y los delincuentes sepan que los estamos mirando y que no nos vamos a rendir”.