Macri desvincula al Gobierno porteño del caso de espionaje

Ayer había sido el turno del ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, quien ofreció una conferencia de prensa para dar explicaciones por el caso de espionaje que involucra a un ex policía Federal, que estaba contratado por el Ejecutivo de la Ciudad. Y hoy salió a hablar el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, quien desvinculó a su gestión de las tareas de espionaje ilegal investigadas por la Justicia, al asegurar que no le interesa “saber qué hablan en la Argentina por teléfono”.

“Nosotros no estamos en este andarivel, no me interesa saber qué hablan en la Argentina por teléfono”, enfatizó Macri al referirse al caso de espionaje. El mandatario porteño evitó dar explicaciones por la investigación que encara el juez federal Norberto Oyarbide y destacó que su ministro de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro, “contestó todo ayer”, en la conferencia de prensa que ofreció precisamente por este tema.

Por otra parte, consideró que “crear una policía nueva genera mucha tensión” y que en ese marco “están pasando cosas todos los días”, si bien no precisó a qué se refería. Según dijo, en el Gobierno porteño se “han encontrado muchas veces micrófonos” y evaluó que “uno está expuesto a este tipo de situación”.

“Ya lo explicó el ministro Montenegro: el querer crear una policía nueva -en referencia a la Policía Metropolitana- genera mucha tensión. Están pasando cosas todos los días”, afirmó. La Justicia allanó ayer dependencias del Ministerio de Seguridad porteño por la actividad de espionaje ilegal del ex policía federal Ciro James, presuntamente vinculado a la Polícia Metropolitana, y puso en la mira al titular de la cartera, Guillermo Montenegro, quien negó su renuncia.

El allanamiento fue realizado por orden del juez federal Oyarbide, quien investiga las actividades de James, luego de que se comprobara que el espía había realizado llamados telefónicos desde la sede del Ministerio ubicada en la avenida Regimiento de Patricios, en el barrio de Barracas.