Macri advirtió que no le teme a “grupos mafiosos” que se “apropiaron” de Liniers, tras amenazas

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, advirtió ayer que no le teme “a los grupos mafiosos” que según dijo se “apropiaron” del barrio de Liniers, tras las amenazas que sufrió el director del Centro de Gestión y Participación Ciudadana (CGPC) 9, Néstor Dinatale, quien expresó temor por su familia.

“No le tenemos miedo a los grupos mafiosos”, subrayó Macri según reportó un comunicado del gobierno porteño, que denunció la amenaza que recibió Di Natale en su domicilio.

“En vez de agarrársela con Di Natale, que se la agarren conmigo, porque es decisión de este Jefe de Gobierno y de todo su equipo llevar adelante la recuperación del espacio público en Liniers, que ha sido apropiado indebidamente por grupos mafiosos que creen que pueden hacer lo que quieren”, afirmó.

Dinatale dijo hoy que la intimidación le generó “un alto grado de preocupación”, principalmente por sus hijos de 9 y 16 años.

“Lo más lamentable y con alto grado de preocupación fue ir al buzón de mi casa el sábado y encontrar un sobre con mis iniciales y cinco balas punta hueca de calibre 22. Sobre la base de eso, a uno le cambió la vida en una forma bastante considerable”, resaltó.

El número de proyectiles coincide con la cantidad de integrantes de la familia del director del CGPC 9, a quien se le asignó custodia domiciliaria a raíz de la denuncia penal al respecto formulada por el gobierno porteño el fin de semana.

“El temor está en que a vos te ha cambiado toda una forma de vida familiar. Si bien todos tenemos protección, la preocupación existe. Tengo una nena de 16 años y un nene de 9”, resaltó Dinatale en declaraciones al canal de cable C5N.

Anteayer, la administración de Macri precisó que Dinatale “había sufrido anteriormente otro tipo de intimidaciones, como llamados telefónicos a su domicilio y pedradas contra la puerta de su casa”, durante su gestión al frente de la dependencia, que sigue trámites de ciudadanos de los barrios de Liniers, Mataderos y Parque Avellaneda.

Durante la misma jornada, el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, consideró que la amenaza de muerte contra Dinatale pudo haber estado relacionada con que “hace 15 días hubo un decomiso muy grande de 3.500 kilos de mercadería en mal estado” en Liniers.

En ese sentido, el director del CGPC 9 detalló que “fue clausurado un depósito” en el que estaban los productos, tras el hallazgo de “fuegos artificiales junto a alimentos”. Sin embargo, Dinatale especuló que la intimidación también pudo haber estado vinculada con la “clausura de la galería General Paz”.

En ese cierre intervino también “gente de Protección del Trabajo y otra de la Fiscalía Contravencional, además de gente de Control de Marcas porque los productos que se vendían ahí eran de procedencia ilegal”, precisó el funcionario.

Por último, Dinatale relacionó también la amenaza con “otros operativos realizados durante casi dos años”.