Los principales accesos a la Capital Federal permanecen cortados por el paro general de la CGT y CTA opositoras

Mientras los empleados de Kraft interrumpen el ramal Campana de la Panamericana, en el km 35, un grupo de militantes del PTS y otras agrupaciones de izquierda se concentra en el microcentro, en la esquina de Callao y Corrientes. A su vez, el Partido Obrero bloquea el Puente Pueyrredón, la principal vía de ingreso a la Ciudad de Buenos Aires desde la zona Sur del conurbano bonaerense. También se registran protestas en General Paz y Constituyentes y en Riccheri y Puente 12.

Los servicios del transporte público ya se han visto afectados por la medida de fuerza. Las líneas del ferrocarril Sarmiento, Mitre, Roca y Belgrano Sur no funcionan, mientras que tampoco lo hacen la líneas B de subtes y el Premetro. ¨Con Néstor Kirchner había respuestas. Ahora, no solamente no hay respuestas del Gobierno, hay ninguneo y amenazas¨, aseguró este martes Moyano para justificar la fuerte convocatoria que impulsó junto a Micheli, en la que le exigen a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner el aumento del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, la suba en las jubilaciones y el incremento del salario mínimo, entre otras demandas.

Según advirtieron los organizadores del paro general, los cortes en los accesos a la Capital se extenderán durante prácticamente todo el día, por lo que será imposible transitar por las autopistas Panamericana, Richieri, Illia y General Paz, así como también circular por el Acceso Oeste o el Puente Pueyrredón. En la Ciudad, hasta el momento permanecen cortados los cruces de Callao y Córdoba, y Corrientes y Callao.