La UCR hará internas a fines de abril y Sanz iniciara su licencia este mes para hacer campaña

El radicalismo avanzó hoy en un acuerdo para convocar a elecciones internas partidarias en la última semana de abril para elegir al candidato presidencial, mientras que el presidente del Comité Nacional, Ernesto Sanz, pedirá licencia a partir del 24 de enero para dedicarse a la campaña proselitista.

Sanz mantuvo ayer al mediodía un encuentro con el vicepresidente partidario y futuro reemplazante, Angel Rozas, para acordar una elección interna antes de la instancia de las primarias abiertas previstas para agosto por la ley electoral. Antes de fin de año, el alfonsinismo le planteó al vicepresidente Julio Cobos la posibilidad de concretar la interna entre abril y mayo, y solo lograron el compromiso de que el mendocino brindará una respuesta a su regreso el 12 de enero de sus vacaciones en Brasil.

En el cobismo, ya anticipan una respuesta negativa a la propuesta, por lo que en abril habría una interna entre Alfonsín y Sanz, y luego el ganador se enfrentaría a Cobos en la instancia de agosto para elegir la fórmula del frente opositor, como lo contempla la ley. En principio, la fecha elegida sería el 24 de abril, pero ese día podría ser una dificultad por tratarse del domingo de Pascuas -después de la Semana Santa-, y por eso no descartaría atrasar los planes, comentaron en el Comité Nacional. “Me parece que vamos a tener una interna entre tres. Probablemente entre dos en abril o mayo, y luego otra en agosto. Me parece bien. Por lo menos lo que acepté es que fuéramos despejando el panorama”, aseguró hoy Ricardo Alfonsín sobre el cronograma radical. En declaraciones a las radios La Red y Diez, Alfonsín destacó que se podría desarrollar “una interna entre Ernesto Sanz y quien habla. Luego, si Julio Cobos quiere participar, lo podemos hacer. Creo que va a ser lo mejor para el partido, o para el frente”.

En tanto, Sanz advirtió hoy a Cobos que las internas de la UCR no deben resolverse a través de “una decisión unilateral” sin que “en estos casos hay que poner por encima una decisión de conjunto”.

Sanz salió así al cruce de la negativa de Cobos a que el radicalismo realice una interna antes de los comicios abiertos y obligatorios de agosto, en el que la UCR junto a sus aliados del Socialismo y el GEN elegirán la fórmula presidencial para octubre. El presidente partidario rechazó presentar la convocatoria a internas como un acuerdo entre su sector y el alfonsinismo, al señalar que “esta no es una decisión que esté sometida a la voluntad unilateral de ninguno de nosotros”. “En estos casos, hay que poner por encima una decisión de conjunto, cuál es la conveniencia más importante para el radicalismo como partido y para sus aliados como el socialismo y el GEN, que nos están pidiendo, con todo derecho, que resolvamos nuestras cuestiones antes de tiempo”, insistió el senador por Mendoza.

De esta manera, el lunes 24 enero a las 12 fue convocada la primera reunión de la conducción radical en la sede del Comité Nacional para tratar el pedido de licencia de Sanz -que se espera que salga por unanimidad-, y el llamado a internas partidarias anticipadas.

Los alfonsinistas calculan que cuentan con 8 de los 15 integrantes de la mesa, sumados a algunos referentes ligados a Sanz, que alcanzarían para lograr la mayoría frente a los cobistas que tienen otra postura.