Duros cruces entre el Gobierno y los ruralistas por el paro anunciado para la próxima semana

El nuevo enfrentamiento entre el Gobierno y el sector agropecuario por la política cerealera subió de tono con una escalada de declaraciones de funcionarios gubernamentales que criticaron la decisión de la Mesa de Enlace de ir al paro por una semana.

Para el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, quien además defendió al secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno de las acusaciones del ruralismo, la medida de fuerza “no beneficia a quien en definitiva ponen como excusa de su accionar, que son los productores”, mientras que el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, afirmó que la Mesa de Enlace va al paro porque “quiere todo”. También efectuaron cuestionamientos el ministro de Economía, Amado Boudou, y el titular del bloque oficialista en la Cámara de Diputados, Agustín Rossi.

Mientras tanto, desde el sector agropecuario afirmaron que la medida de fuerza no va a perjudicar el abastecimiento. “Quédense tranquilos, no van a faltar ni el pan ni la harina. Esto tiene más de simbólico que un efecto que perjudique a la economía”, aseguró el titular de Federación Agraria, Eduardo Buzzi.