“La Furia” sigue de festejo, tras alcanzar la gloria en Sudáfrica

España entera sigue de festejo. Y no sólo allí, en esa porción de Europa. En todo el mundo los españoles no quieren terminar la fiesta, después de alzar por primera vez la Copa del Mundo de fútbol, tras ganarle la final a Holanda en el tiempo suplementario, por 1 a 0.

El gol agónico de Iniesta, cuando ya todo indicaba que parecía que se venían los penales, le dio a España su primer título a nivel mundial en el fútbol, algo que viene a revalidar la buena actuación de la “Roja” en los últimos años.

Para los españoles fue la primera final de un Mundial disputada. Los holandeses, que no alcanzaron un buen juego, aunque estuvieron cerca en varios pasajes del encuentro, ya vieron frustrados sus deseos en tres oportunidades: fueron finalistas en Alemania 74, Argentina 78 y ahora, en Sudáfrica.