Jorge Macri habló por primera vez sobre su discapacidad e hizo una fuerte reflexión

Por primera vez, el ministro de Gobierno porteño, Jorge Macri, habló sobre una dificultad física que lo acompaña desde hace años y de la cual nunca nadie le había preguntado. Por este motivo, hizo una profunda reflexión sobre cómo la sociedad ve con un “halo vergonzoso” las diferencias que presentan las personas con discapacidad.

“El otro día en la entrevista con Luis Novaresio por primera vez un periodista me preguntó con naturalidad sobre mi dificultad al caminar. Aunque es visible para todos nunca había pasado. Supongo que por una mezcla de pudor y respeto, que por supuesto agradezco. Pero tal vez ese silencio debe ser replanteado”, comenzó el político.

En una publicación de Instagram Macri recordó que desde chico tuvo dificultades con el pie derecho, pero que fue recién de mayor cuando pudo conocer el diagnóstico.

“Recuerdo un ejercicio que el Dr. Freire me había recomendado: consistía en tomar unas bolitas con los dedos de los pies y soltarlas, para fortalecer los músculos. Nunca pude hacerlo con el derecho, siempre tuve problemas. Cuando jugaba al rugby, me doblaba el pie. Pensaba que era accidental, pero las caídas se repitieron durante mi vida. De grande, fui al médico por un dolor en la cadera. Me dijo que el problema no estaba ahí sino en la pierna; la cadera dolía por lo que hacía para compensar la desviación del pie. Gracias al diagnóstico pude ponerle nombre a lo que me pasaba”, contó.

https://periodismovivo.com/leonardo-ponzio-tendra-su-despedida-en-el-monumental-junto-a-las-leyendas-de-river-plate/

El funcionario porteño detalló que ahora camina con una prótesis que sostiene su pierna y evita que el pie le quede laxo. “Si me la saco se me hace muy difícil caminar”, reconoció. Y agregó: “Mi discapacidad es menor comparada con otras. Pero aún así soy parte de la inmensa población que somos las personas con alguna discapacidad: alrededor de 1.000 millones en el mundo”.

Por último, Macri hizo una profunda reflexión sobre cómo es vivir con discapacidad en la sociedad. “El tema sigue teniendo un halo vergonzoso para algunos. Así como los periodistas lo evitan, mucha gente prefiere no pensar en las personas con discapacidad”, dijo. Y opinó: “Para quienes no tienen una, se trata de algo que les pasa a otros, una “desgracia” de la que se salvaron. Pero no es así. Casi el 50% de las discapacidades se adquieren durante la vida. Si una persona vive lo suficiente es casi imposible que no tenga algún tipo de limitación. Ese comportamiento reservado que prefiere no hablar del tema, termina sin querer alentando la discriminación, la subestimación y, a veces, hasta el desprecio por las personas con discapacidad”.

Por último, agradeció una vez más a Novaresio por la pregunta puntual sobre su dificultad para caminar. “Me permitió hablar con naturalidad”, dijo. Y cerró: “Esa pregunta sencilla hace que el mundo sea mejor, porque admite en su espontaneidad que la discapacidad no es un error o un estigma que hay que callar, y en ese acto empezamos a incluir a todos como iguales”.