Ibarra con sed de venganza

Mientras el juez federal Norberto Oyarbide confirmó que el detenido Ciro James “pinchó” ilegalmente los teléfonos del cuñado de Mauricio Macri, de dos gerentes de la empresa de supermercados Coto y del abogado Mariano Castex, el magistrado delevará por estas horas otras escuchas ilegales en la investigación que tiene al ex policía James como principal acusado. En el círculo íntimo del jefe de gobierno porteño, la situación preocupa. La oposición, liderada por el destituído mandatario porteño, Aníbal Ibarra, ha solicitado a Macri que explique por qué Ciro James espiaba a su cuñado. Reuniones de última hora en el oficialismo para planear una estretegia de contraataque signaron el último fin de semana, pues temen que las críticas sobre la policía porteña y sobre las escuchas de Ciro James terminen por cobrarse alguna víctima entre los funcionarios de Macri.