Fiscal denuncia presunta complicidad de policías con narcotraficantes y “trapitos”

Un fiscal federal denunció la supuesta connivencia de agentes de la comisaría 24 de la Policía Federal con vendedores de drogas e informales cuidacoches, vulgarmente llamados “trapitos”, en las inmediaciones del estadio de Boca Juniors.

Se trata del fiscal federal Federico Delgado, quien encargó una investigación preliminar a agentes de Gendarmería Nacional en ocasión del último superclásico del fútbol argentino, que se completó el 25 de marzo pasado.

Los gendarmes Orlando Scribano y Jorge Vera relataron en su informe que “personal de la comisaría 24a. con jurisdicción en el Barrio de la Boca de esta ciudad, estaría en connivencia con vendedores de estupefacientes”.

El fiscal Delgado formuló la denuncia ante el juez federal Julián Ercolini, ante quien precisó los gendarmes describieron que “al intentar estacionar distintos móviles no identificados de la fuerza de seguridad en las inmediaciones del estadio, los denominados ‘trapitos’, en forma descortés, les manifestaron ‘me despejan el lugar, ya está todo arreglado con la brigada, yo arreglé con el chino'”.

Incluso uno de los “trapitos” amenazó: “si no nos retirábamos él iba a llamar a la policía, que había arreglado con personal de la brigada … mirá, si no vas a la cancha, despejáme el lugar, si no llamo a la brigada”.

Además, los gendarmes dijeron haber detectado movimientos sospechados de venta de drogas ante la supuesta pasividad policial.

Una copia de la denuncia formulada por Delgado fue remitida también al Ministerio de Justicia y a la Fiscalía de Investigaciones Administrativas.