Escuchas: Mauricio Macri dijo que no entiende por qué está siendo investigado

Ayer, el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, declaró ante el juez Norberto Oyarbide en el marco de la causa en la que se investigan intervenciones telefónicas irregulares y negó todos los hechos de los que se lo acusa.

Al comenzar la audiencia, Oyarbide le leyó a Macri la acusación que pesa en su contra: ser miembro de una asociación ilícita y, en ese marco, ser partícipe de la instrumentación de las escuchas ilegítimas de las líneas telefónicas de Néstor Daniel Leonardo y Sergio Leonardo Burstein.

Luego de escuchar la acusación, el jefe de gobierno porteño negó ser miembro de una asociación ilícita y le entregó un  escrito al juez, en donde  se quejó por una supuesta “arbitrariedad” del tribunal al considerar que en la causa sólo se investiga a funcionarios del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y no a la SIDE ni a la Policía Federal.

Además, en su escrito Macri manifestó que no entendía de qué lo imputaban y sugirió medidas de prueba, varias de las cuales ya fueron realizadas en la instrucción de la causa. Además, aseguró no conocer a Ciro James -procesado en el expediente- ni haber tenido “siquiera un contacto telefónico con él”. “Me enteré de su existencia el día que apareció el episodio de las escuchas”, declaró.

Con relación a la contratación de Ciro James por parte del Ministerio de Educación de la Ciudad, Macri respondió que no tiene “la menor idea” de a quién contrata cada ministerio, ya que “estamos hablando de miles de personas”.

Macri ingresó en el despacho de Oyarbide pocos minutos después de las 10 y permaneció hasta pasadas las 16. En el medio, hubo un cuarto intermedio de una hora.

En la causa, el magistrado considera que se encuentra probada la existencia de una organización ilícita conformada por funcionarios policiales y judiciales de la Provincia de Misiones y funcionarios del gobierno porteño, cuya actividad consistió en la interceptación indebida de las comunicaciones telefónicas, entre septiembre de 2007 y octubre de 2009.

Además, entiende que también se encuentra acreditado que esa asociación ilícita estuvo integrada además por el ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge Alberto Palacios y por Ciro Gerardo James, quien desde el 2008 revestía funciones en el Ministerio de Educación porteño.